Este señalado cabecilla de Los Caparros también habría participado en el secuestro y tortura de un joven en Caucasia.
Cortesía
20 Sep 2022 04:52 PM

El "Ñato" habría acabado a bala con cinco personas en Nechí, Antioquia

Guillermo León
Ospina Muñoz
@guillermotulus
Este señalado cabecilla de Los Caparros también habría participado en el secuestro y tortura de un joven en Caucasia.

Yoider Ochoa Quintana, conocido con el alias El Ñato, y quien sería un presunto cabecilla de Los Caparros, fue asegurado en las últimas horas en centro carcelario por los delitos de homicidio agravado, secuestro, tortura y concierto para delinquir agravado, informó la Fiscalía general de la Nación.

Lea también: Se desplomó edificio de cuatro pisos cerca de la autopista Medellín-Bogotá

Alias El Ñato, de acuerdo con la investigaciones realizadas, sería el autor de asesinar de varios disparos a una mujer y a cuatro hombres en zona rural del municipio de Nechí, en el Bajo Cauca antioqueño. 

Esta masacre fue perpetrada el tres de noviembre de 2020, momentos en que las víctimas departían en un billar del corregimiento Bijagual  Así mismo Ochoa Quintana también deberá responder por lo hecho violentos en el que habría secuestrado y torturado a un joven de 20 años en el corregimiento Cururú en zona rural del municipio de Caucasia.

Daniel Parada Bermudez, director Seccional de Fiscalías de Antioquia, detalló que el joven fue secuestrado el 2 de septiembre de este año por varios hombres quienes le preguntaron sobre varios aspectos de su vida, y lo consideraron como una persona no reconocida en la zona. 

Según la investigación el joven habría sido amarrado y conducido hasta una vivienda deshabitada donde habría sido golpeado con una piedra y donde además le causaron quemaduras en el rostro con un cigarrillo. El 7 de septiembre el secuestrado fue liberado por tropas del Ejército Nacional, agregó el funcionario. 

Le puede interesar: Inundaciones en Itagüí dejaron niveles de lodo de hasta tres metros y medio

Yoider Ochoa Quintana, alias El Ñato fue capturado por efectivos del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), con el apoyo del Ejército Nacional. En el momento de su detención, el procesado negó su responsabilidad frente a los delitos imputados por un fiscal especializado de la Seccional Antioquia.