Asesinado patrullero de Policía James Antonio Morales Úrico
Foto de Policía de Norte de Santander
26 Jul 2022 01:59 PM

Asesinan a patrullero de la Policía en Tibú, Norte de Santander

Olga Lucía
Cotamo Salazar
@olgalucacotamo
Pese a portar chaleco de protección, el proyectil impactó el cuerpo del uniformado.
En la subestación de Policía del corregimiento de Petrolea zona rural de Tibú, en Norte de Santander,  fue asesinado un patrullero por un francotirador.
 
El policía asesinado fue identificado como James Antonio Morales Úrico, de 33 años de edad y oriundo de Leticia. La acción violenta se registró cuando el uniformado, que realizaba turno como centinela, brindaba acompañamiento y seguridad a un funcionario que salía de la estación a disfrutar de su descanso.
 
 
Al momento de salir de la subestación, fue víctima por un francotirador, quien le disparo a la altura del pecho. Aunque el uniformado portaba chaleco de protección, el proyectil ingresó a su pecho y murió de inmediato.
 
Las autoridades desconocen el grupo armado responsable de este homicidio, en una zona en donde hay presencia del frente Juan Fernando Porras del ELN y las disidencias del frente 33 de las Farc, siendo los responsables de diversas acciones terroristas cometidas en la zona del Catatumbo.
 
En lo que ha transcurrido del presente año, la Policía en Tibú ha sido víctima en diez oportunidades, con ataques con fusil y explosivos, una situación similar se registra en los municipios de Hacarí, San Calixto, El Tarra y Convención.
 
 
El pasado 9 de julio fue asesinado el subintendente de la Policía Nacional, José Leonardo Jaimes Fernández, en el municipio de Ocaña, Norte de Santander.

Según las autoridades, el uniformado, junto con otros compañeros, estaban adelantando actividades de control en establecimientos públicos.

Ante lo sucedido, las autoridades ofrecieron el pago de recompensa de 50 millones de pesos por información que permitiera la captura de los dos delincuentes que emprendieron la huida, quienes posteriormente fueron capturados y formaban parte de las disidencias del frente 33 de las Farc.