Hermanos Uribe Noguera en audiencia en la que fueron absueltos
Francisco Uribe Noguera y Catalina Uribe Noguera eran señalado de obstrucción a la justicia en caso de Yuliana Samoní.
Foto: Inaldo Pérez / Sistema Integrado Digital
16 Dic 2019 01:28 PM

Tribunal confirma inocencia de hermanos Uribe Noguera en caso Samboní

Mauricio
Collazos
@CollazosMao
El organismo judicial concluyó que no intentaron ocultar el secuestro de la pequeña Yuliana.

El tribunal Superior de Bogotá dejó en firme la decisión de primera instancia y absolvió a los hermanos Francisco y Catalina Uribe Noguera, quienes fueron procesados por presuntamente haber encubierto el secuestro de Yuliana Samboní, por parte de su hermano Rafael, en la tarde del domingo 4 de diciembre de 2016.

El magistrado a cargo del caso, Gerson Chaverra Castro, señaló que el  juez 46 de conocimiento de Bogotá que declaró inocentes a los hermanos Uribe Noguera acertó en su decisión porque la Fiscalía General de la Nación no logró demostrar el delito ni la consecuente responsabilidad penal que se les estaba atribuyendo en relación con el caso de la menor Yuliana Sambiní.

De acuerdo con el magistrado, con los cerca de 50 mensajes de texto encontrados por los investigadores de la Fiscalía en los celulares de Catalina y Francisco Uribe Noguera y de varios de sus familiares, y el cruce de llamadas telefónicas el día de los hechos, no se demostró que fueran relevantes ni conllevaran a demostrar la comisión de algún tipo de delito.

Le puede interesar: Colombia podría recibir hasta USD 366 millones por frenar deforestación

En su oportunidad, el juez de primera instancia concluyó que, contrario a lo expresado por la Fiscalía, los hermanos no le ocultaron información a los agentes del Gaula de la Policía que buscaban afanosamente a la menor.

Concluyó además que en todo momento estuvieron prestos a entregar información sobre sus movimientos y los intentos que estaban haciendo para contactar a su hermano Rafael.

Incluso, ingresaron por la fuerza al edificio Equus 66 donde vivía su hermano e hicieron hasta lo imposible por entrar al apartamento 603, con el fin de verificar si él estaba ahí, esto debido a que no les había contestado sus llamadas y mensajes.

Después de ingresar al apartamento, hicieron una rápida verificación del apartamento para hallar algo inusual. Sin embargo, lo único que encontraron fue aceite de cocina regado por el baño y el cuarto principal, situación que era común en su hermano Rafael.

Lea también:  Fiscal alerta por 'mico' en reforma tributaria que favorecería lavado de activos

El tribunal le volvió a dar validez a los testimonios de los hermanos, quienes señalaron que no encontraron rastros de la menor. Igualmente, tras ser enfrentado Rafael Uribe aseguró que la niña se había “botado” de la camioneta y emprendido la huida por la Avenida Circunvalar.

Durante el juicio, Rafael Uribe Noguera declaró desde la cárcel de La Tramacúa de Valledupar, donde se encuentra cumpliendo una condena de 58 años de prisión, por su responsabilidad en los delitos de feminicidio agravado, secuestro y acceso carnal abusivo.

El arquitecto de profesión aseguró que escondió el cuerpo de la menor en el jacuzzi del baño principal. Debido a una estructura que él mismo creó era difícil el acceso al mismo y verificar lo que estaban en ese lugar.