En las comunidades Embera Eyábida de Dabeiba, Frontino, Urrao y Murindó se quedaron sin alimentos.
En las comunidades Embera Eyábida de Dabeiba, Frontino, Urrao y Murindó se quedaron sin alimentos.
Colprensa
14 Sep 2019 12:32 PM

Mil familias indígenas completan dos meses confinadas, por combates, en Antioquia

Maira
Arbeláez Camaño
@maiarbe
Desde hace 60 días, por lo menos 500 niños permanecen sin ir a la escuela.

En los municipios de Dabeiba, Frontino, Urrao y Murindó, mil familias permanecen confinadas desde hace dos meses, por temor a quedar en medio del fuego cruzado, tras combates entre grupos armados.

Así mismo, cerca de 500 niños no podrían terminar el año escolar por amenazas de muerte y riesgo de reclutamiento. 

El consejero de Derechos Humanos de la Organización Indígena de Antioquia, OIA, Alexis Espitia Martínez, confirmó que el miedo sigue latente, pues sesenta días después, se mantienen los combates entre los grupos ilegales, razón por la que los indígenas Embera Eyábida no han podido adelantar sus labores de caza y agricultura. 

Entre tanto, la siembra de minas antipersonal se han convertido en el temor principal de los pobladores, tanto que no se atreven a volver a su caseríos. 

Lea también: 75 líderes sociales están amenazados en Antioquia

"Los niños no han podido todavía volver a las escuelas por temor, pues sus caseríos están muy alejados de los colegios. Hay mucho temor todavía, por parte de la gente, pues lo actores armados aún se encuentran en estos territorios indígenas". 

Espitia Martínez aseguró que a la zona llegó una comisión humanitaria para atender a la población. Sin embargo, se quedaron sin alimentos, pues las familias confinadas se encuentran en territorios ubicados a cuatro y cinco días de camino. 

Le puede interesar: Un joven de 17 años muerto y un herido, dejó ataque sicarial en Santa Rosa Osos

"Se ha agudizado la situación y ya se hizo más visible la situación. Ya las comunidades se han quedado sin alimentos, pues no han podido salir. Las autoridades locales ya sabe lo que está pasando". 

La Organización Indígena instó a la Defensoría, Procuraduría y Gobernación de Antioquia, para que adelanten acciones conjuntas y puedan mitigar los riesgos a los que están expuestas esas comunidades. 

Además, solicitaron apoyo de la ONU, teniendo en cuenta que los derechos humanos de esos pobladores indígenas están siendo vulnerados.