Martha Sepúlveda
Martha Sepúlveda
Martha Sepúlveda
8 Ene 2022 06:11 PM

Martha Sepúlveda recibió la eutanasia en Medellín

Johanna
Ramírez Gil
@johannarami
Es la segunda persona en el país en acceder al derecho a morir dignamente, sin tener una enfermedad terminal.

Tres meses después de haber fijado la fecha, Martha Sepúlveda recibió la eutanasia con la que quiso ponerle fin a los dolores que le generaba la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) y que a largo plazo, le impedirían moverse, comer y hasta respirar.

La mujer de 51 años, había programado el procedimiento para el 10 de octubre de 2021 a las 7 de la mañana, pero a último momento la IPS Incodol lo canceló.

RCN Radio conoció que la EPS Sura entregó la autorización a la entidad prestadora y este sábado 8 de enero se realizó el procedimiento.

Más información: Juez tuteló el derecho a morir dignamente de Martha Sepúlveda

Horas previas a recibir la eutanasia, Federico Redondo, hijo de Martha, publicó una fotografía en su cuenta de Twitter en la que aparece con su madre, quien está sentada con una bebida en la mano, tiene unos shorts y una camiseta y se ve muy sonriente.

Su hijo está a su lado y le pone la mano en el hombro. De fondo hay luces de Navidad, lo que sugiere que la imagen pudo ser reciente.

Lea además: [Video] La denuncia de Mariana Pajón en Barcelona: “nos acaban de robar todo”

El hijo de Marta Sepúlveda subió la fotografía el mismo día en el que le aplicaron en Cali la eutanasia a Víctor Escobar, un paciente que así como su madre, no tenía una enfermedad terminal.

La publicación de Federico Redondo despertó el interés por saber si Marta había o no fijado la fecha para el procedimiento, como lo ordenó un juez a la IPS. Incluso, una persona le comentó al hijo: “eres muy fuerte” y acompañó el mensaje de un emoji llorando, al que Federico le respondió: “Gracias”. 

Debido a la exposición mediática de su caso, la paciente decidió mantener sus decisiones en privado y no dar más información, según indicaron los abogados.

Martha Sepúlveda se convirtió en la segunda persona en el país en acceder al derecho a morir dignamente, sin tener una enfermedad terminal.