En este operativo uno de los jóvenes resultó lesionado.
Cortesía Séptima División
6 Mayo 2020 03:48 PM

En combates contra el ELN en Antioquia, el Ejército recuperó a dos menores de edad reclutados de manera forzada

Guillermo León
Ospina Muñoz
@guillermotulus
En este operativo uno de los jóvenes resultó lesionado.

Tropas del Ejército Nacional que adelantaban operaciones militares en el norte de Antioquia, sostuvieron en las últimas horas combates contra integrantes de la compañía “Tarazá”, al servicio de la estructura “Darío Ramírez Castro” del ELN, en la vereda Coposa, zona rural del municipio de Valdivia.

Lea también: Investigan la muerte de un habitante de calle en Manrique

En medio de estos enfrentamientos, los uniformados recuperaron a dos menores de edad, una mujer y un hombre, conocidos con los alias de La Mona y Chinga. La joven recibió varias heridas y los enfermeros de combate del Ejército le brindaron atención inmediata para salvarle la vida, tal como lo contemplan los protocolos del Derecho Internacional Humanitario. Posteriormente fue trasladada por vía aérea hasta un centro asistencial en Caucasia, donde se recupera de las lesiones de manera satisfactoria.

El mayor general Juan Carlos Ramírez Trujillo, comandante de la Séptima División, se refirió al caso de alias Chinga, y dijo que el 20 de agosto de 2019, había sido recuperado por el Ejército y habría huido, al parecer, para incorporarse a las filas de este grupo armado ilegal organizado. 

Luego de los combates, los menores de edad fueron llevados hasta las instalaciones del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, para el restablecimiento de sus derechos, explicó el oficial. 

En el operativo, el Ejército incautó armas de largo y corto alcance, munición de diferente calibre, material explosivo y equipo de comunicaciones.

Le puede interesar: Más de $4.600 millones le dejaba al Clan del Golfo, la mina destruida por el Ejército en Antioquia

Este año en Antioquia han sido recuperados 25 menores reclutados de manera forzada por el ELN y el Clan del Golfo, recordó el comando de la Séptima División, al reiterar que este delito está catalogado como un crimen de guerra que viola los derechos humanos e infringe el Derecho Internacional Humanitario.