Intervención en Cáceres, Antioquia
Cortesía: Séptima División del Ejército Nacional
13 Feb 2020 07:10 PM

Reportan la masacre de cuatro personas en una finca de Cáceres, Antioquia

Paola
Agredo
@zpaola02
La masacre fue atribuida a 'Los Caparros’.

Doce hombres armados llegaron hasta una finca ubicada en la vereda Nicaragua, del corregimiento de Manizales, en Cáceres, donde asesinaron a cuatro trabajadores del lugar.

Las víctimas fueron identificadas como Alexander Fabio López Rivero, de 42 años y administrador del predio; Gabriel Enrique Ávila Montayo, de 50 años; William Antonio Beltrán Carrillo, de 23 años, y Wilberto Manuel Beltrán Roqueme, de 47 años. 

Luis Fernando Suárez Vélez, secretario de Gobierno de Antioquia, aseguró que, al parecer, los responsables del múltiple crimen serían integrantes de ‘Los Caparros’, y este habría sido una retaliación contra los dueños de la finca por el no pago de una extorsión. 

Añadió el funcionario que al momento de los hechos en el lugar se encontraban la esposa y un hijo menor de edad de uno de los trabajadores, a quienes los ilegales dejaron salir con vida. 

Lea también: Seis mil hogares de Medellín siguen afectados por suspensión del servicio de agua

Protesta de internos 

De otro lado, nueve internos de la cárcel de Segovia rompieron varias rejas del centro penitenciario y salieron de las instalaciones para exigir una apropiada atención en salud. 

La protesta, que atemorizó a los habitantes de este municipio del Nordeste de Antioquia, tenía como propósito presionar el envío inmediato de personal médico a las instalaciones de la cárcel municipal, pues denuncian que las condiciones en el establecimiento son precarias y ponen en riesgo sus vidas. 

Según el mayor Miguel Vega, comandante del Distrito Nordeste, los uniformados rodearon a los internos, pero no hubo disturbios porque los privados de la libertad solo pedían conversar con un representante de la Alcaldía de Segovia.

Le puede interesar: Internos de la cárcel de Segovia salieron del penal para protestar

El oficial explicó que “hubo un intento de amotinamiento en la cárcel, dañaron una reja y se salieron nueve reclusos. Se llamó a la secretaria de Gobierno, que es la directora de la cárcel, para hablar con ellos que estaban pidiendo que les garantizaran su servicio de salud”.

Kelly Paniagua, secretaria de Gobierno, aseguró que una vez se accedió a la solicitud de los internos y se les llevó un médico, estos regresaron al penal, sin que se registrara ninguna fuga, pese a la oportunidad.