Palacio de Kensington
Palacio de Kensington
AFP
7 Sep 2020 10:41 AM

Encontraron el cadáver de una mujer en el Palacio de Kensington, residencia del príncipe William

Yurby
Calderón
@Yur_cald
Los duques de Cambridge y sus tres hijos no se encontraban en su casa el día del hallazgo.

El cuerpo de una mujer fue encontrado el pasado 29 de agosto en un estanque que se encuentra ubicado en los terrenos del Palacio de Kensington, lugar de residencia del príncipe William y su esposa Kate Middleton en Londres. 

Según revelaron los medios locales, la policía recibió una llamada ese sábado a las 7 de la mañana en la que le indicaban que había un cadáver flotando en el agua.   

Al llegar al lugar, los uniformados se percataron que se trataba de una mujer y al parecer, identificaron erróneamente el cuerpo, notificando a la familia equivocada que su pariente había muerto. 

Lea también: Los hombres que me golpean no viven en el edificio: Médica agredida por pedir que le bajaran a la música

Y es que las autoridades dijeron que se trataba de una reconocida artista inglesa, llamada Endellion Lycett Green, quien había estado desaparecida durante una semana. Sin embargo, la mujer apareció viva ese fin de semana. “Mi hermana Endellion está viva, sana y salva. Gracias a todos por el apoyo y el amor que demostraron por Delli y su familia”, publicó en las redes sociales su hermano John Lycett Green. 

Tras este hallazgo la policía manifestó que la mujer fue declarada muerta en el lugar. "El deceso está siendo tratado como inexplicable en este momento, pero no se cree que esta muerte sea sospechosa. A su debido tiempo, se llevará a cabo un examen post mortem. Se están realizando investigaciones para establecer la identidad de la fallecida”. 

Lea además: Multitudinaria rumba en Vía al Mar ocasionó 6 horas de trancón

En cuanto a los duques de Cambridge, se conoció que en ese momento se encontraban de vacaciones junto a sus tres hijos en una finca de la reina Isabel es Suecia.  

Por su parte, se desconoce si la princesa Eugenia y su esposo, Jack Brooksbank, quienes también viven en el palacio, estaban allí cuando se encontró el cuerpo.