Papas fritas
Papas fritas
Ingimage
4 Sep 2019 09:46 AM

Adolescente sufrió pérdida de la visión por comer muchas papas fritas

Yurby
Calderón
@yurby_cr
El bajo nivel de vitaminas y minerales sería una de las causas de la ceguera.

Un niño británico ha sido diagnosticado con "pérdida de visión" después de pasar años alimentándose únicamente a base de papas fritas.

Según informó este martes la cadena británica BBC, el chico de Bristol tiene 17 años y su visión se ha deteriorado hasta el punto de que se le ha diagnosticado ceguera.

Este problema responde a los trastornos alimenticios que el chico arrastra, ya que la doctora Denize Atan, quien le atendió en el hospital, aseguró que su dieta se componía "esencialmente" de papas fritas de un comercio local, aunque a veces también comía rebanadas de pan con jamón o salchichas, rechazando la fruta y la verdura.

Lea también: Nace bebé que permaneció cuatro meses en el vientre de su madre muerta

Los médicos diagnosticaron que el niño, cuya identidad no ha sido facilitada por razones legales ni se ha informado de sus circunstancias familiares, padecía de una grave falta de vitamina B12 y vitamina D, además de otros minerales importantes.

"Explicó esto como una aversión a la textura de algunas comidas que no toleraba, así que las patatas fritas eran el único tipo de comida que sentía que podía comer", explicó Atan.

La primera vez que se le detectó este problema, cuando tenía 14 años y acudió al médico aduciendo cansancio y malestar general, los médicos le recetaron varios suplementos para paliar la falta de vitaminas, pero no siguió el tratamiento ni mejoró su dieta.

"Tiene zonas ciegas en su visión. Esto quiere decir que no puede conducir y que tendrá grandes dificultades para leer, ver la televisión o reconocer caras", argumentó Atan.

Al no tratarse el problema desde que fue detectado, el nervio óptico muere y el daño se vuelve permanente. 

Se conoce otro caso 

Tras divulgarse esta noticia, otros padres en Londres se comunicaron con los medios de comunicación y contaron que su hijo de 18 años, también se quedó ciego después de comer solo papas fritas y chocolates desde que tenía dos años de edad.  

La madre del joven, Kerry James, explicó que la preocupación comenzó en octubre de 2018 cuando su hijo, Harvey Dyer, le dijo que no podía ver muy bien a través de su ojo izquierdo. Tras llevarlo al médico y realizarle una serie de exámenes de laboratorio, descubrieron que los niveles de vitaminas y minerales en el joven eran peligrosamente bajos.  

Le puede interesar: Mujer da refugio a 97 perros callejeros tras la devastación de Dorian en Bahamas

Al principio los galenos consideraron que podría tener una condición rara llamada enfermedad de Leber, que es un trastorno del nervio óptico hereditario que causa pérdida de visión. Sin embargo, con las pruebas llegaron a la conclusión que su problema se dio por la pésima nutrición. 

Los padres de Harvey manifestaron que sintieron un poco de esperanza hace pocas horas al enterarse que su hijo no es el único que pasa por dicha situación, ya que quizá así los médicos y científicos se animen a indagar más sobre estos casos, que quizá, está afectando a más personas.  

Fuente
Sistema Integrado Digital y EFE