Panorámica de zonas de deforestación en el Caquetá
Imagen de archivo de una panorámica de Caquetá.
Cortesía Sinchi
7 Nov 2019 08:13 AM

Padre de una de las menores del bombardeo en Caquetá relató su tragedia

María Camila
Torres Cepeda
@kamitorrs
Su hija Diana Medina Garzón, una adolescente de apenas 16 años, fue una de las menores que murió en el operativo contra 'Gildardo Cucho'.

A finales de agosto, el presidente de la República, Iván Duque, reveló que en un bombardeo que se realizó en campamento de zona rural de San Vicente del Caguán en el departamento de Caquetá, había muerto alias Gildardo Cucho, señalado como uno de los jefes de las disidencias de las Farc y otras 14 personas más de dicho grupo armado.

Sin embargo, en ese momento no se reveló que habían muerto en el operativo menores de edad, información que se conoció hasta esta semana durante un debate de moción de censura contra el ministro de Defensa, Guillermo Botero, quien decidió renunciar a su cargo.

La Fiscalía reveló que Medicina Legal ha identificado 15 cuerpos, de los cuales ocho son de menores de edad, entre ellos Diana Medina Garzón, una adolescente de apenas 16 años.

Su padre Hermes Tique, en diálogo con LA FM manifestó que se le hizo extraño cuando lo llamó la madre de la menor a decirle que su hija había muerto en un bombardeo en Caquetá, pues aseguró que Diana Medina le dijo que le diera permiso para viajar esa semana a visitar a su hermana en Pringamoso.

Vea también: ¿De qué me hablas viejo?: Duque a periodista tras pregunta sobre bombardeo

"Ella me dijo que se iba de la casa ese fin de semana para pasar unas vacaciones donde una hermana de ella y se devolvía el lunes para seguir estudiando en el colegio", contó.

Sobre si sospechaba que su hija tenía nexos con algún grupo armado al margen de la ley, Hermes Tique, dice que nunca lo pensó porque su hija no tenía amigos diferentes a los de su colegio y su gran sueño era ser futbolista.

"Ella me decía que quería ser futbolista profesional para sacarnos adelante (...) Los amigos que le distingo son del mismo colegio porque ella nunca me llegaba con diferentes amigos, yo la llevaba al colegio y la traía, si iba a hacer tareas yo la llevaba y la traía a la finca", relató.

Reveló que algunas veces hablaron con su hija del flagelo que viven los niños en esas zonas apartadas y la amenaza constante de ser reclutados, sin embargo ella le decía que eso no le gustaba.

Le puede interesar: Renunció el ministro de Defensa, Guillermo Botero

"Yo donde hubiera sabido le hubiera dicho algo para sacarla, porque yo le decía a ella: 'mami si a usted algún día piensa ingresar allá no lo vaya a hacer, ella me decía a mí no me gusta eso, a mí me gusta el fútbol'", afirmó.

"Hablábamos del tema para que ella no fuera a cometer ese error. Aquí en Caquetá se han escuchado tantas muertes en combate, en enfrentamientos entre guerrilla y Ejército y uno sabe que eso no es un juego (...) Pedirle que no recluten niños, que son nuestro futuro y le están quitando un futuro a Colombia", agregó.

Dijo que cuando se enteró de esta tragedia habló con el personero de Puerto Rico, municipio de Caquetá donde vivían, a quien le pidió que le colaborara para poder viajar a Villavicencio, donde estaba el cuerpo de su hija.