Procesado por el delito de homicidio agravado
Procesado por el delito de homicidio agravado
Foto//Policía de Bolívar
5 Jul 2022 05:26 AM

Mató a su mamá de dos puñaladas mientras dormía

Orlando
Ramos Esalas
@ramosesalas
El hombre tenía 4 meses de haber salido de la cárcel desde donde habría prometido acabar con la vida de su progenitora

“Honrarás a tu padre y a tu madre”, dice el cuarto mandamiento de la ley de Dios, pero para Fredys Camargo Julio, de 35 años de edad, poco le importó, porque cometió el más grave de los pecados para un ser humano, matar a su propia madre. 

El horrendo y reprochable caso que tiene conmocionado a una comunidad sucedió en el corregimiento de Retiro Nuevo, perteneciente al municipio de Marialabaja (Bolívar), donde aún no alcanzan a entender la acción del último hijo de la mujer.

Sobre la forma cómo Fredys asesinó con un cuchillo a su madre María De los Reyes Julio Julio, de 65 años, este llegó en horas de la madrugada del lunes 4 de julio a la casa, y bajo los efectos del alcohol y las drogas, le propinó dos puñaladas mientras dormía.  

Lea también: Ni la lluvia detiene a los sicarios en Cartagena, se bajaron al ‘Ruso’

La mujer fue auxiliada y llevada a un centro asistencial, pero las cuchilladas en el abdomen y la espalda fueron fulminantes, lo que le causó la muerte mientras era atendida.

La Policía de Bolívar capturó a Camargo Julio, informando que tiene cinco anotaciones por tráfico, fabricación o porte de estupefacientes, violencia contra servidor público, lesiones personales y hurto, y lo dejó a disposición de la Fiscalía General de la Nación, y en las próximas horas un Juez de Control de Garantías lo procesará por el delito de homicidio agravado, para que sea encerrado por largos años.  

Puede interesarle: Polémica en Cartagena por desarrollo de una corraleja sin permiso de la Alcaldía

Fredys Camargo Julio, tomó el camino de la drogadicción, lo que ha generado en su vida muchos problemas con su familia y la justicia. Tal parece que lo sucedido apunta a lo que sería la crónica de una muerte anunciada, porque el hombre estando preso en la cárcel, lo dijo, y así lo cumplió cuatro meses de haber salido del penal.