Mina en Campamento, Antioquia.
Mina en Campamento, Antioquia.
Cortesía: Ministerio de Minas y Energía.
26 Dic 2020 04:24 PM

Mina de Campamento pasó de producir asbesto a fertilizantes y materiales

Johanna
Ramírez Gil
@johannarami
La reconversión tuvo el acompañamiento del Gobierno Nacional.

La Mina Las Brisas en Campamento, Norte antioqueño, explotó asbesto por más de 50 años y fue la última en el país en dedicarse a esta actividad hasta 2019, cuando se prohibió el mineral. Ahora, con el acompañamiento del Ministerio de Minas y Energía, está produciendo fertilizantes y materiales de construcción cumpliendo los estándares ambientales.

Lea también: Declaran la calamidad pública por las lluvias e inundaciones en Zaragoza, Antioquia

El ministro de Minas y Energía, Diego Mesa Puyo, quien hizo una visita a Campamento, destacó que Brisas es un ejemplo de reconversión y un referente de economía circular del país.

"Ahora está haciendo reconversión para producir silicato de magnesio, fertilizantes, talco y materiales de construcción. Es la primera mina circular del país porque va a utilizar lo que se extrajo por décadas para producir silicato de magnesio", señaló.

El guardabosque de Campamento, Joaquín Bernardo García, afirmó que la comunidad encontró una fuente de empleo en medio de las dificultades por la violencia. "Genera empleo y eso hace que nuestra comunidad pueda tener un empleo formal y no vaya a otras economías que no son buenas para el departamento ni para Colombia".

Lea además: Una persona asesinada y más de 3.000 comparendos impusieron las autoridades en Antioquia en el toque de queda

El alcalde de Campamento, Juan Pablo Torres, aseguró que la mina es una oportunidad para dinamizar la economía del municipio. "A lo largo de los años hemos sufrido mucho por la violencia. Hoy nuestra gente quiere apostarle a la legalidad y estas oportunidades que se nos abren en esta minería responsable es muy importante para nosotros".

El asbesto era la principal fuente de empleo de Campamento. El mineral era vendido para la elaboración de pastas de frenos de vehículos y para materiales de construcción como techos de viviendas.

Pese a las alertas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre los riesgos del asbesto para la salud que podrían ser hasta mortales, las autoridades de Campamento siempre insistieron en que no hubo reporte de enfermedades de sus habitantes relacionadas con la actividad.