Homicidio en el barrio El Progreso
Foto: Cortesía
11 Mayo 2019 09:12 AM

Cuatro personas fueron asesinadas en doce horas en Medellín

Diego Alejandro
Escobar Calle
@escobarc30
Sólo en el mes de mayo 17 personas han sido asesinadas en la capital antioqueña

En medio de una nueva racha criminal en Medellín, las autoridades  investigan las causas y responsables de cuatro asesinatos cometidos en distintas comunas de la capital antioqueña.

En el barrio Francisco Antonio Zea, de la comuna de Castilla, noroccidente de la ciudad,  fue asesinado un habitante de calle, quien  recibió varios disparos, al parecer, por varios sujetos, en medio de un hecho de intolerancia.

Lea también: Joven médico fue asesinado con arma de fuego en El Bagre

Sobre este crimen,  el comandante de la Policía Metropolitana, general Eliécer Camacho Jiménez,  dijo que  se analizan varias hipótesis entre las que se encuentra la posibilidad de que  la víctima se negara de abandonar el sitio donde se encontraba. Según trascendió, la persona asesinada,  había sido advertida en reiteradas ocasiones  por algunos hombres para que se retirara de un local comercial.

De otra parte, en el barrio el progreso, también en el noroccidente de la ciudad,  fue asesinado de varios disparos Jhon Freddy Marín Mosquera de 38 años de edad.

Según el Sistema para la Información y Seguridad de Medellín, SISC, la víctima recibió varios disparos a manos de un  sicario que se movilizaba en una moto por las vías de esta zona de la ciudad.

Igualmente, en el barrio Laureles de Medellín, las autoridades  capturaron a dos presuntos fleteros, responsables, al parecer, de asesinar a una persona en medio de un atraco en esta zona exclusiva de la ciudad.

Según se pudo establecer, Ángel Muñoz Sepúlveda de 52 años, intervino en el robo a dos mujeres que iban  en la parte de atrás de un taxi.

Por último, en  la vereda Yolombo, del corregimiento de San Cristóbal,  fue asesinado  un hombre entre los 25 y 30 años de edad.

El Sistema  para la Información y Seguridad, SISC, reveló que la victima de este hecho violento era de “contextura gruesa, tez blanca, vestía camiseta roja, jean azul, zapatos negros y tenía un tatuaje en forma de dragón con un nombre”