Angelo Becciu
Angelo Becciu
AFP
27 Jul 2021 12:34 PM

Vaticano acusa por primera vez a un cardenal por corrupción

Se trata del italiano Angelo Becciu.

El cardenal italiano Angelo Becciu defendió su "inocencia de toda acusación" tras la primera vista del juicio en su contra y otras nueve personas en el Vaticano por irregularidades financieras en la Secretaría de Estado de la Santa Sede.

El cardenal "espera con serenidad el proceso y la aportación de las numerosas pruebas y testimonios que demostrarán su inocencia de toda acusación", señaló su abogado, Fabio Viglione, tras la primera audiencia del juicio, que continuará el 5 de octubre.

En el juicio están imputadas diez personas, entre ellos Becciu, el primer cardenal en ser acusado ante el Tribunal del Estado de la Ciudad del Vaticano, por delitos como malversación, blanqueo, fraude y abuso de poder por la compra irregular de un edificio en Londres, entre otras operaciones.

También puede leer: [Imágenes] La Fiscalía ocupó los lujosos bienes de “Falcón” capo del Clan del Golfo de Antioquia

El religioso también ha demandado a monseñor Alberto Perlasca y a la relaciones públicas Francesca Immacolata Chaouqui, condenada en el juicio Vatileaks2 por filtración de información, debido a "las gravísimas y completamente falsas declaraciones" dadas a los fiscales vaticanos durante las pesquisas.

En el centro de las investigaciones de este juicio está, entre otras operaciones, la compraventa de un edificio en un lujoso barrio londinense y la gestión de los fondos del Óbolo de San Pedro, la institución que invierte en obras de caridad las donaciones económicas de los fieles.

El promotor de Justicia (fiscal vaticano), Gian Piero Milano, empezó su investigación en 2019 y en su informe detectó "graves indicios" de corrupción en un caso de inversiones inmobiliarias.

Vea aquí: Dos personas muertas y dos más heridas, dejó terrible accidente en Cocorná, Antioquia

El gran interrogante ahora es si el caso salpicará a otras personalidades de la jerarquía de la Iglesia. 

El juicio abordará también los pagos que la Secretaría de Estado y la Conferencia Episcopal italiana otorgaron por orden del cardenal a varias empresas de propiedad de uno de sus hermanos. 

Un mecanismo similar al utilizado para ayudar a amigos cuando era nuncio en  Cuba y Angola.