Fin de año
Fin de año
Captura de pantalla
29 Dic 2021 11:24 AM

Faltan cinco pa' las doce: La icónica canción para despedir el año

Paula
Ruiz
@byruizlo
La canción se convirtió en un himno para el país y muchos artistas sacaron sus propias versiones.

'Faltan cinco pa’ las doce' se ha catalogado durante años como el mejor disco de vísperas de Año Nuevo. Con sus versos y estrofas llenan de sentimiento a los colombianos y trae muchas nostalgias, sobre todo a los que se encuentran lejos del país, pues la canción se convirtió en un himno colombiano para despedir el año. 

Oswaldo Oropeza -compositor venezolano- es el autor de 'Faltan cinco pa’ las doce' y también de 'Mamá donde están los juguetes', ambas tonadas muy populares en la época decembrina. 

Todo comenzó a principios de la década de los 60, cuando Oropeza compuso ‘En menos de lo que canta un gallo’, tema que sería considerado como uno de los más tradicionales del folclor venezolano, finalmente lo tituló 'Faltan cinco pa’ las doce', y sería interpretado por su conjunto, con la vocalización de Néstor Zavarce.

Sin embargo, la versión original de la canción apareció en 1963, en un disco de larga duración de la RCA Vic­tor Venezuela, titulado 'El gallo pelón'. Tras formar parte de la tradición de Venezuela, 'Faltan cinco pa' las doce' logró cruzar fronteras gracias a la versión que le haría el acordeonero barranquillero Aní­bal Velásquez, conocido como El Mago del Acordeón.

Cabe mencionar que con este himno se creo un gran vínculo que une a Colombia y Venezuela en su historia musical ya que  los dos países contribuyeron al éxito de la canción.

 

Anibal Velasquez
Anibal Velasquez
Captura de pantalla

Aní­bal Velásquez contó cómo llegó esa canción a sus manos

"'Faltan cinco pa’ las doce' llegó a mí, de manos del propio autor, Oswaldo Oropeza, quien me invitó a una suite de un hotel de Caracas", comenzó contando el barranquillero en una entrevista al Heraldo. 

Al escuchar la canción, Velásquez pensó que la letra, la música con arpas y el coro, eran tristes, sin embargo el tema tenía su sabor, "Está buena la vaina", dijo Aníbal. 

"De regreso a Barranquilla, ya con ca­beza fría, escuché varias veces la canción y concluí que con unos arreglos, sin variar la letra, se podía efectuar una extraordina­ria versión. Varios días duré dándole a los arre­glos hasta que le encontré la caída y se la llevé al turco Genaro Fayud, director artístico de Discos Tropical”, continuó contando Velásquez. 

Finalmente, la canción fue grabada  en los estudios de Tropical, en Barranquilla, y rápidamente ya estaba en la calle sonando.“Faltan cinco pa’ las doce se convir­tió, a partir de su aparición, en el himno del final de cada año” concluyó Aní­bal Velásquez. 

Versión Original de 'Faltan cinco pa’ las doce'

Versión de Aníbal Velásquez de 'Faltan cinco pa’ las doce'

Fuente
Sistema Integrado Digital