Mihrican Mustafa y Henriett Szucs
Mihrican Mustafa y Henriett Szucs
Foto Twitter
30 Jul 2020 12:27 PM

Asesinó a dos mujeres, escondió los cuerpos en un congelador y 'ocultaba' el olor con ambientadores

Yurby
Calderón
@Yur_cald
El hombre acusado por estos asesinatos no aceptó los cargos impuestos por el juez.

Esta semana inició el juicio contra un hombre que está siendo acusado de doble homicidio en Inglaterra, en hechos ocurridos hace unos años atrás.  

El hombre identificado como Zahid Younis, fue arrestado en 2019 luego de que las autoridades hallaran los cuerpos de dos mujeres metidos dentro de un congelador en su casa.  

Lea aquí: Racha violenta deja tres personas muertas en el Bajo Cauca Antioqueño

 

Henriett Szucs, de 34 años, sería su primera víctima luego de entablar una relación amorosa con el acusado tras dejar atrás una relación abusiva en el año 2016. A las pocas semanas de estar viviendo juntos, Younis habría obligado a Szucs cortar todo de tipo de comunicación con su familia y amigos.  

Pocos meses después la asesinó, y según dictó el resultado forense la mujer probablemente había sido estrangulada y pisoteada.  

La otra víctima sería Mihrican Mustafa, de 38 años de edad, quien al igual que Henriett sufrió terribles lesiones en el esternón y la laringe, además de múltiples costillas rotas. Su relación con el asesino aún no ha sido revelada, pero se cree que también mantuvieron un romance que duró pocos días.  

En abril de 2019, al parecer, por no pagar a tiempo el recibo de la luz, el servicio de la electricidad le fue suspendido, situación que llevó a Zahid Younis a buscar dinero prestado entre sus amigos para pagar la deuda. A los pocos días un técnico de la empresa de electricidad llegó hasta su residencia para restaurar el servicio, sin embargo, notó algo extraño.  

Lea también: Declaran la alerta roja hospitalaria en Antioquia

El trabajador les indicó a las autoridades que cuando entró a la casa de Zahid percibió un fétido olor, mientras que el hombre intentaba disimularlo usando un ambientador, y, además, se notaba muy nervioso.  

Ante estas declaraciones, la policía se acercó hasta la residencia de Younis para verificar que sucedía. Los oficiales encontraron un armario y dentro de él se encontraba un congelador con cerraduras. Uno de los uniformados tomó una palanca y logró abrir el electrodoméstico, hallando los cadáveres de las dos mujeres.  

Según revelaron los medios locales, al verse descubierto Zahid les habría dicho a los agentes que esa era su casa y su problema. El hombre no aceptó los cargos impuestos por el juez.