Centro infantil donde denunciaron el presunto abuso sexual de 14 niños en Medellín.
Centro infantil donde denunciaron el presunto abuso sexual de 14 niños en Medellín.
RCN Radio Medellín.
21 Dic 2021 02:38 PM

Jardín infantil en Medellín, inmerso en casos de abuso sexual, se quedó sin contratación oficial

Johanna
Ramírez Gil
@johannarami
El sindicado no aceptó los cargos y un juez lo envió a la cárcel, mientras se adelanta el juicio en su contra.

Tras una década de contratar con la Alcaldía de Medellín, a la Cooperativa Multiactiva San Antonio de Prado (Coomulsap) se le terminaron los tres contratos que tenía con la administración municipal y los cuales no fueron renovados.

El operador estaba a cargo del Centro Infantil Pequeños Exploradores B, en el barrio Santa Cruz, donde fue denunciado el presunto abuso sexual de 21 niños y niñas por parte de Ismael Darío Lopera, alias ‘Manolo’, quien era el auxiliar de cocina.

Lea además: Las cuatro mujeres que vaciaban los supermercados y almacenes de Medellín

El director encargado de Buen Comienzo, Hugo Díaz Marín, explicó que ya se hizo el proceso de empalme con los nuevos operadores para garantizar la atención de los menores de edad a partir del 24 de enero de 2022.

"Se definieron otras entidades que asumirán la atención de los niños y las sedes. Hicimos el trabajo de empalme y de articulación para la entrega de las hojas de vida de los niños que continúan y también de las sedes. El trámite es para que los nuevos operadores inicien la atención el próximo año", señaló. 

Coomulsap tenía a cargo 2.500 niños y niñas bajo la modalidad ocho horas, además de los cupos en categorías jardines y familiar. En su momento, la cooperativa “repudió” el presunto abuso sexual y afirmó que  siguió “el debido proceso” al notificar de la situación a Buen Comienzo, a la Secretaría de Educación y a las “autoridades competentes” para que adelantaran las investigaciones. 

Más información: [Video] Capturan al "Gordo", delincuente que robó de todo en licorera de Medellín

Para la atención de los 75 niños que estaban en el hogar Santa Cruz, se acondicionó una nueva sede y con un operador diferente. Ismael Darío Lopera no aceptó los cargos imputados y continúa detenido a la espera del juicio que determinará si es culpable o inocente.