Maltrato infantil
Colprensa
18 Sep 2020 06:20 PM

Capturada en Medellín a venezolana con circular roja de Interpol por pornografía infantil

Paola
Agredo Tapias
@zpaola02
La mujer fue detenida en una vivienda en el barrio Belén, donde había tres menores de edad.

Investigadores de la Dijín de la Policía capturaron en Medellín a Moraima Escarlet Vásquez Flores, una ciudadana venezolana, buscada con circular roja de Interpol, solicitada por Estados Unidos, por conductas relacionadas con pornografía infantil.

La Fiscalía detalló que la extranjera fue capturada en un inmueble en el barrio Belén, donde los investigadores encontraron a tres menores de edad, a quienes les fueron restablecidos sus derechos. Además, en el sitio se incautó información electrónica y otros elementos de prueba.  

Lea también: Concejales del Centro Democrático se declaran en oposición al alcalde Daniel Quintero

De acuerdo con la investigación adelantada por la justicia estadounidense, la mujer sería una ficha relevante en una red internacional dedicada a la producción, comercialización y distribución de videos de tortura, pornografía y abuso sexual de niños, niñas, adolescentes, adultos y animales. 

Los hechos ocurrieron entre el 1 de septiembre de 2018 al 30 de abril de 2019. La extranjera, en compañía de otra persona, habría secuestrado y sometido a vejámenes a menores de edad. Estos actos fueron grabados y vendidos por un valor de 600 dólares, según la investigación. 

Le puede interesar: Con marcas en su cuello, fue hallado un cadáver en Girardota

Además, a la mujer se le señala de maltratar y asesinar a un hombre. Por el registro audiovisual de lo ocurrido con la víctima, al parecer, cobró unos cuatro mil dólares. 

Por estos hechos, una Corte Distrital de los Estados Unidos para el Distrito de Vermont requiere a Moraima Escarlet Vásquez Flores por los delitos de conspirar para secuestrar y asesinar a una persona en un país extranjero, conspirar para reproducir pornografía infantil, producción y desarrollo de pornografía infantil, y recepción y manejo de pornografía infantil.

Estos cargos, explicó la Fiscalía, tienen penas de mínimo 20 años de prisión en la jurisdicción estadounidense.

La captura de la mujer fue comunicada a la Embajada de Estados Unidos, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, para que se surta el respectivo trámite de extradición.