El señalado amenazó a su pareja si lo denunciaba.
Cortesía Fiscalía General de la Nación.
5 Jun 2020 03:00 PM

Capturan en Medellín a un padre que presuntamente abusó de su hija durante seis años

Guillermo León
Ospina Muñoz
@guillermotulus
El señalado amenazó a su pareja si lo denunciaba.

Un caso aberrante de abuso sexual contra una menor de edad, dieron a conocer las autoridades en las últimas horas. En el barrio San Diego, de la capital antioqueña, fue capturado un hombre de 29 años de edad, señalado de abusar de su propia hija. 

Lea también: Por utilizar menores de edad para vender drogas en entornos escolares, capturan a presunto cabecilla de banda criminal en Medellín

De acuerdo con una denuncia instaurada por un familiar de la víctima, e investigación forense, al parecer, el progenitor de la infante, entre los seis y los doce años, le realizaba tocamientos en sus partes íntimas indicándole que no le podía contar a nadie ya que lo meterían en la cárcel.

Así mismo le advertía que no podía denunciarlo, ya que podría perder la ayuda económica que él le proporcionaba. Para evadir las acciones de las autoridades este sujeto amenazó a su ex pareja para que quitara la denuncia penal en su contra.

El secretario de Seguridad de Itagüí, Rafael Andrés Otálvaro Sánchez,explicó que esta persona fue capturada bajo orden judicial, por hechos presentados en el barrio Calatrava, en zona urbana de este municipio del sur del Valle de Aburrá.

El presunto abusador sexual fue dejado ante las autoridades judiciales donde deberá responder por los delitos de acceso carnal abusivo con menor de 14 años en concurso homogéneo y sucesivo, en concurso heterogéneo con actos de abuso sexual con menor de 14 años.

Le puede interesar: Bibliotecario enviaba pornografía y propuestas indecentes a niños de colegio de Medellín

El primero de junio del presente año, otro caso similar dio acontecer la Fiscalía General de la Nación, un padre de familia en Medellín, fue enviado a prisión, señalado de abusar de su propia hija durante cinco años, Las agresiones sexuales comenzaron cuando la víctima tenía seis años.