La inversión total para la construcción del metrocable Picacho es de 364 mil 955 millones de pesos.
La inversión total para la construcción del metrocable Picacho es de 364 mil 955 millones de pesos.
Cortesía: Alcaldía de Medellín.
28 Dic 2020 07:05 AM

Cabinas para el nuevo metrocable Picacho comenzaron a llegar a Medellín

Maira
Arbeláez Camaño
@maiarbe
El proyecto entraría en funcionamiento el primer trimestre del próximo año.

Las 138 cabinas que tendrá el nuevo metrocable Picacho comenzaron a llegar a Medellín. Cada una, con capacidad para doce usuarios, diez sentados y dos de pie. El proyecto entraría en funcionamiento el primer trimestre del próximo año, su avance es del 90 por ciento.

La secretaria de Infraestructura, Natalia Urrego, dijo que a diferencia de las cabinas ya existentes en la ciudad, estas son más amplias y modernas. El motor ofrece la posibilidad de operar sin ruido. También se evitará la emisión de 979 toneladas de CO2 al medio ambiente.

"Nos trazamos la tarea de terminar esta obra porque sabemos su importancia. Tuvimos que adicionar recursos por $35 mil 642 millones para finalizar trabajos en las cuatro estaciones y debimos resolver el inconveniente con el cable tractor que se reventó a principios de este 2020 y que fue reemplazado en su totalidad".

Lea también: Policía Metropolitana de Medellín tendrá nuevo comandante

El Metrocable Picacho, que beneficiará a más de 420 mil habitantes de las comunas 5 (Castilla) y 6 (Doce de Octubre), se moverá a una velocidad de 4.5 metros por segundo y el recorrido completo, entre las cuatro estaciones que tendrá el sistema desde Acevedo hasta El Progreso, tardará solo diez minutos con 20 segundos.

“Estas cabinas nos permiten aprovechar mejor el sistema y ofrecer alternativas de movilidad sostenible para la Ecociudad. En las anteriores, el máximo de pasajeros es de diez, mientras que en estas pueden viajar dos personas más”, destacó la secretaria. 

Le puede interesar: Conductor en aparente estado de ebriedad se metió a una ciclovía de Medellín​​​​​​​

Las cabinas son trasladadas en un planchón, en grupos de seis, desde un lote en Barbosa donde estaban almacenadas, hasta la estación El Progreso. Este es un paso definitivo para el inicio de las pruebas que se espera comiencen antes de finalizar enero.​​​​​​​