Risaralda
Foto Archivo Gobernación
24 Jun 2020 05:29 AM

Soldados del batallón de Pereira habrían violado una menor indígena en Risaralda

Osvaldo Alfonso
Parra Ponce
@parraponce1020
Los hechos ocurrieron en zona limítrofe con el departamento del Chocó

Un grupo de siete soldados, adscritos al batallón San Mateo de Pereira, habrían sido los autores de una violación a una niña embera de 12 años, de un resguardo localizado al occidente de Risaralda.

El aberrante caso se registró en predios de la comunidad indígena Menduará del Resguardo Gito Dokabú, del municipio de Pueblo Rico en Risaralda, límites con el Chocó.

Noticia de Interés: El aislamiento se mantiene en Colombia hasta el 15 de julio

El hecho fue confirmado por el Gobernador del Resguardo Unificado de Pueblo Rico, Juan Guillermo Arenas Nacavera, quien indicó que la niña desapareció el domingo, siendo encontrada en un estado lamentable de salud en una escuela del sector.

“La mamá estaba buscando a la niña extraviada. La niña apareció en el establecimiento educativo Pio XXII Agroambiental de Santa Cecilia donde estaban ahí los ejércitos, la niña no caminaba bien, caminaba coja, fue remitida al centro de salud y ahí fue donde se dieron cuenta que la niña la violaron siete soldados”, narró Arenas Nacavera.

Lea además: Antioquia reporta 3.098 contagiados por coronavirus

En igual sentido, el Gobernador indígena señaló que el caso ya se encuentra en manos de las autoridades judiciales, que investigan la violación de la menor.

Las autoridades indígenas están solicitando que los siete violadores con uniforme del ejército sean entregados a la organización indígena para aplicarles la ley que a ellos los rige, y que el batallón San Mateo salga de la zona.

Los siete soldados habrían sido entrevistados por la Policía y la Comisaría de Familia de Pueblo Rico, entidades que conocieron el caso de primera mano, y donde los uniformados habrían aceptaron abiertamente haber cometido el ilícito.

Anoche se desplazó hacia el Corregimiento de Santa Cecilia en el municipio de Pueblo Rico una comisión del Instituto de Medicina Legal y de la Sijín de la Policía, quienes se pusieron al frente de toda la investigación judicial del caso.