Foto Referencial
El salario mínimo de los colombianos es discutido por Gobierno, empresarios y sindicatos.
Sistema Informativo del Gobierno
25 Jul 2019 12:32 PM

Por ley, una persona no podría ser despedida si su pareja está desempleada

Daniel
Jerez
@DanielJerezP
La iniciativa propone crear en el país un ‘fuero de cónyuge’ para salvaguardar la economía de los hogares.

En el Congreso de la República fue radicado un proyecto de ley encaminado a proteger el sustento de las familias colombianas.

La iniciativa propone crear en el país un ‘fuero de cónyuge’ para salvaguardar el empleo de las personas que estén velando económicamente por el hogar.

Le puede interesar: Cajero se “enloqueció” y entregó más dinero del solicitado

Es decir, se plantea que un trabajador no puede ser despedido, si su pareja está desempleada y si hay menores o personas con discapacidad que dependan de los ingresos que ese trabajador recibe.

“Si una pareja se encuentra desempleada y la otra sí tiene empleo, a la que tiene empleo no se le podrá despedir porque estaría protegida por este fuero de cónyuge, que la protegería por seis meses”, señaló el senador Richard Aguilar, autor de la iniciativa.

El congresista plantea que pueden haber algunas excepciones. Sin embargo, la indemnización por despido sería bastante alta. 

“Se podría despedir si existe justa causa y si eso llegare a pasar, la empresa tendría que pagarle una indemnización de 180 días de trabajo. Queremos proteger a los niños y personas en condición de discapacidad”, añadió.

En otras noticias: Hombre asegura que su exesposa se contagió con VIH por limpiar mucho con cloro

Explicó que con este proyecto de ley buscan proteger los derechos de los niños, su formación integral y el sustento necesario para la manutención de los mismos, mientras uno de los padres se encuentre desempleado.

La iniciativa comenzará su trámite en las próximas semanas en el Congreso de la República, muy seguramente por la Comisión Séptima del Senado, que se encarga de estudiar los temas laborales.

Por tratarse de un año electoral, en el que los congresistas estarán mucho tiempo trabajando en las regiones, impulsando a sus candidatos a las Alcaldías y Gobernaciones, será muy difícil impulsar una nutrida agenda legislativa.