Según las autoridades de las comunidades indígenas, los niños presentan síntomas de malaria y paludismo.
Según las autoridades de las comunidades indígenas, los niños presentan síntomas de malaria y paludismo.
Cortesía: Armada Nacional.
18 Abr 2019 11:34 AM

Autoridades se reunirán para analizar situación de confinados en Chocó

Johanna
Ramírez Gil
@johannarami
El lugar y la fecha de la reunión están por definir.

El Clan del Golfo y el ELN han recrudecido los combates por controlar la ruta de salida de drogas hacia el Pacífico y, posteriormente, Centroamérica. Los enfrentamientos de las últimas tres semanas han obligado al desplazamiento de familias indígenas hacia el casco urbano de Bojayá, Chocó.

El comandante de la Policía del departamento, general Édgar Cárdenas Vega, aseguró que en los próximos días habrá una reunión con las principales autoridades, para buscar una solución a las difícil situación de las comunidades. 

"Hablamos que hay un desplazamiento de algunas familias hacia la cabecera municipal (...)Se ubican donde familiares o personas conocidas que habitan en el municipio o en el sector urbano. Es un asunto que estamos analizando con la Defensoría del  Pueblo, que en los próximos días será atendido en una reunión con el Ministerio del Interior, para conocer exactamente la situación en el municipio", señaló. 

Agregó que la zona es un "corredor estratégico para sacar la droga hacia el Pacífico, por eso se la disputan los grupos criminales, para que les quede fácilmente mover el estupefaciente".

El alto oficial señaló que la Policía y el Ejército hacen presencia en Bojayá, para garantizar la seguridad de las comunidades, en respuesta a las críticas de la Iglesia en Quibdó que reiteró que hay un “abandono del Estado”. 

Lea también: Más de mil personas afectadas deja el desbordamiento de dos ríos en Urrao, Antioquia

Informe ONU

La Organización de Naciones Unidas (ONU) alertó que son tres mil las personas confinadas en Chocó por los combates entre los dos grupos armados ilegales. Advirtió que el accionar violento dificulta la respuesta humanitaria de las instituciones y las agencias de cooperación.

"A partir de una misión de verificación y seguimiento liderada por la Defensoría del Pueblo y la Diócesis de Quibdó (...) se evidencia la agudización de la crisis humanitaria en los territorios que habitan las comunidades afectadas", agregaron en el documento.