Inspección de la Superintendencia de Salud al Hospital César Uribe Piedrahita de Caucasia, Antioquia.
Inspección de la Superintendencia de Salud al Hospital César Uribe Piedrahita de Caucasia, Antioquia.
Cortesía: Superintendencia de Salud.
31 Jul 2021 08:16 AM

Por irregularidades, hospital de Caucasia deberá rendirle cuentas a la Supersalud

Johanna
Ramírez Gil
@johannarami
Auxiliares de enfermería realizaron un plantón para exigir el pago de sus salarios.

A finales de agosto, la Gerencia del Hospital César Uribe Piedrahita de Caucasia, Bajo Cauca antioqueño, deberá entregar a la Superintendencia de Salud un plan de acción que permita superar los hallazgos administrativos, financieros y asistenciales.

El ente de control ordenó una medida de vigilancia por un año debido a que detectó, entre otras dificultades, que “no tiene actualizados los protocolos” para la atención de pacientes sospechosos o confirmados del virus,  hay “reempaque de medicamentos", la atención de los enfermos en urgencias supera las 24 horas y no garantiza la esterilización ni el manejo de residuos.

Más información:[Videos] Cien familias damnificadas por emergencia invernal en Briceño, Antioquia

En su momento, el superintendente Delegado para las Medidas Especiales, Germán Guerrero, explicó que se hará un seguimiento para que se logren superar las fallas detectadas en una visita de inspección en abril y las cuales representan un riesgo para los usuarios del centro asistencial.

“Durante la medida de vigilancia especial le haremos un seguimiento estricto al plan de mejora y se deberá garantizar la prestación de los servicios en términos de accesibilidad, seguridad, continuidad y seguridad a través de estrategias que le permitan a los usuarios contar con calidad en la atención”, señaló.

Lea además: La Procuraduría pidió al Gobierno acciones para enfrentar crisis migratoria en Necoclí

En las últimas horas, un grupo de auxiliares de enfermería realizó un plantón a las afueras del hospital para exigir el cumplimiento en los pagos de los salarios que les deben.

Según el reporte de la Superintendencia de Salud, el hospital suscribió contratos sindicales “sin el lleno de requisitos legales” configurando una posible tercerización laboral, “realizó pagos a contratistas sin el seguimiento técnico de cumplimiento", “la información financiera no es confiable, toda vez que presenta serias deficiencias” y "no se evidencia un proceso de conciliación, depuración y saneamiento de las cuentas por cobrar con las entidades responsables de pago”.