En chivas están regresando los campesinos a sus veredas.
En chivas están regresando los campesinos a sus veredas.
Cortesía: Unidad para las Víctimas en Antioquia.
3 Ago 2021 11:56 AM

Cerca de 3.400 campesinos desplazados regresan voluntariamente a sus veredas en Ituango, Antioquia

Maira
Arbeláez Camaño
@maiarbe
Por lo menos 609 campesinos aún no regresarán, tras pedir más garantía de seguridad.

De manera gradual y voluntaria avanza el retorno de 3.400 campesinos en Ituango (Antioquia), que desde hace una semana se desplazaron por amenazas de grupos armados ilegales que delinquen en la región.

Aún quedan pendientes de regresar a sus veredas 609 personas, quienes todavía no han decidido volver porque consideran que no cuentan con garantías de seguridad.

El director de la Unidad para las Víctimas en Antioquia, Wilson Córdoba Mena, confirmó que las familias de 30 veredas vuelven a sus viviendas y cultivos agrícolas que son el sustento de sus familias.

Nota relacionada: Continua el retorno de familias desplazas en Ituango Antioquia

El gobernador encargado de Antioquia, Luis Fernando Suárez, insistió que el retorno total de los más de 4 mil desplazados en Ituango (Antioquia), debe ser voluntario. Los líderes  de las veredas en conjunto con la comunidad, tomaron la decisión.

¿Brote covid-19?

Doce de los 4.099 campesinos que se desplazaron hacia el casco urbano de Ituango, dieron positivo para covid-19. Los contagiados están aislados y tienen síntomas leves de la enfermedad.

Los resultados se conocieron luego de tomar una serie de muestras aleatorias a las víctimas, especialmente a quienes eran sospechosos y a sus contactos estrechos. 

Le puede interesar:Funcionarios de Antioquia y Córdoba fueron capturados por hechos de corrupción

La secretaria de Salud de Ituango, Diana Rúa, explicó que el 28 de julio se confirmó el primer contagio de un desplazado y que de inmediato, el hospital local y el laboratorio tomaron más pruebas a los campesinos que salieron de sus fincas.

Siete contagiados están aislados en los albergues en el casco urbano y cinco permanecen en las casas de familiares y amigos. Se confirmó que los síntomas de algunos campesinos se relacionaban con efectos secundarios por la aplicación de la vacuna contra el coronavirus.