La familia de la víctima fue desplazada del barrio.  
Foto archivo
6 Dic 2019 05:01 PM

Asesinaron a estudiante en Medellín y pagarán 28 años de prisión

Luz Marina
Arango Bolivar
La familia de la víctima fue desplazada del barrio.

Por el asesinato Ana Milena Correa Araque, en el barrio Robledo,  la justicia antioqueña impuso una condena de 28 años de prisión contra dos integrantes del grupo de delincuencia organizada, Matecaña.

Lea también: Más de 50 vendedores ambulantes bloquearon "El Hueco " de Medellín

Según la investigación judicial, el homicidio de la estudiante de sociología, fue cometido por Ferney Urrea Sánchez y Danilo Cano Cuervo, quienes actuaron motivados en una venganza porque la familia de la víctima no pagó extorsiones a la estructura criminal.

La joven de 22 años, recibió varios impactos de arma de fuego el  5 de julio de 2016  y falleció días después en un hospital de la ciudad.

Luego de la muerte de Ana Milena Correa Araque, sus familiares tuvieron que abandonar el barrio por constantes amenazas del grupo ilegal.

Varios integrantes de “Matecaña”, están condenados por homicidios, extorsiones y desplazamientos forzados en algunos sectores de las comunas 7 Robledo y 5, Castilla, noroccidente de Medellín.

Otra condena por homicidio en Medellín

Una sentencia de 30 años de prisión impuso la justicia a dos integrantes del grupo delincuencial La Prefa, culpables de concierto para delinquir y por el asesinato de James Alberto Tamayo Rúa, propietario de una tienda de abarrotes en el barrio Castilla.

El crimen del comerciante ocurrió el 4 de julio del 2014 y fue motivado en una venganza por las denuncias que hizo la víctima ante las autoridades en contra de varios miembros de la organización por cobro de extorsiones, desplazamientos forzados y cobro de extorsiones.

Por el crimen de Tamayo Rúa fueron condenados, Guillermo León Monroy Tamayo y Esteban Velásquez Usme, capturados en mayo de 2016.

Le puede interesar: A prisión, hombre que habría pagado $7 millones por crimen de su novia

Recordemos, que en este proceso judicial, ya había sido sentenciado a 22 años de prisión, Martín Alonso Cano Cano, quien aceptó cargos para obtener rebaja de penas.