El mandatario señaló que con esta decisión se va en el rumbo equivocado en la lucha contra el microtráfico.
Foto archivo
7 Jun 2019 02:45 PM

Alcalde de Medellín rechazó el fallo de la Corte sobre el consumo de drogas en lugares públicos

Guillermo León
Ospina Muñoz
@guillermotulus
El mandatario señaló que con esta decisión se va en el rumbo equivocado en la lucha contra el microtráfico.

El Alcalde de Medellín Federico Gutiérrez Zuluaga, rechazó de manera enfática, el fallo de la Corte Constitucional al  tumbar la norma de dos artículos del Código Nacional de la Policía, que prohibía el consumo de estupefacientes y bebidas alcohólicas en espacios públicos del país. Anunció que solicitará que se revoque esta decisión.

Le puede interesar: Dos ciudadanos de Medellín interpusieron demanda contra el Código de Policía

El mandatario, quien no ocultó su molestia por esta decisión, recalcó que le parece increíble que se considere el libre desarrollo de la personalidad de unas minorías por encima de los derechos de los niños y adolescentes, lo que agravaría  el problema de la violencia generado por el tráfico de drogas.

Gutiérrez Zuluaga, aclaró que es respetuoso de la decisiones judiciales, pero considera que en este caso  la Corte Constitucional no reconoce el trabajo de las autoridades para combatir uno de los mayores flagelos, como lo es el consumo y el tráfico de las drogas ilícitas.El alto tribunal está enviando un mal mensaje a la sociedad, porque da entender que consumir sustancias psicoactivas en la calle es lo mismo que ingerir cualquier producto, advirtió el alcalde.

Recordemos que la decisión de la Corte es la respuesta a una demanda que interpusieron hace más de un año, el abogado y docente de la Escuela de Derecho de la Universidad Eafit, Alejandro Matta Herrera y el estudiabte Daniel Porras Lemus, en contra de los artículos 33 y 140 del Código Nacional de la Policía, porque iban en contravía de la Constitución. Para ellos, esta prohibición vulneraba  los derechos al libre desarrollo de la personalidad, a la libertad de expresión y al derecho colectivo al uso común del espacio público.
 
Al celebrar la decisión, Matta Herrera explicó que el argumento principal de la demanda fue sostener que cuando hay consumo de estas sustancias realmente no se está afectando derechos de terceros, sino simplemente la autonomía que tiene la persona. 

Lea también: Hallan cuerpo flotando en aguas del vertedero de Hidroituango
 
Aclaró el jurista, que la autorización para el consumo de estupefacientes en espacios públicos tiene restricciones y no se permite hacerlo en sitios donde haya presencia de menores de edad como entornos escolares, parques y bibliotecas.