Claudia Mijangos
Claudia Mijangos
Foto: Instagram
27 Abr 2019 12:22 PM

Liberan a exreina de belleza que asesinó a sus tres hijos

Yurby
Calderón
@Yur_cal
La mujer cumplió una condena de 30 años.

El pasado miércoles fue puesta en libertad Claudia Mijangos Arzac, tras cumplir 30 años de prisión por asesinar a sus tres hijos en 1989.  

Mijangos Arzac, conocida como ‘La Hiena de Querétaro’, fue una reina de belleza en el balneario mexicano de Mazatlán, en el estado de Sinaloa (norte), lugar donde nació. Claudia, quien se caracterizaba por su natural belleza, se crio en el seno de una poderosa y adinerada familia. 

Lea también: Anciana asesina a su marido al enterarse que se suscribió a un canal porno

 A sus 22 años se casó con Alfredo Castellanos Gutiérrez, con el que tuvo tres hijos: Claudia María, Ana Belén y Alfredo. Pero cuando su hija mayor tenía once años, la mujer comenzó a manifestar depresión y agresión hacía las personas que la rodeaban.  

Según revelaron los medios mexicanos, su crítico estado metal llevó a que su matrimonio se acabara, y hasta aseguraron que ella se enamoró perdidamente de un cura que formaba parte del colegio de sus hijos, sin embargo, nunca se comprobó si entre ellos pasó algo.  

En la madrugada del 24 de abril de 1989, tras sostener una fuerte discusión con Alfredo Castellanos, Claudia asesinó a apuñaladas a sus tres hijos.  

Luego de ser detenida, su equipo de defensa alegó que la mujer tenía graves problemas mentales a causa de un accidente que sufrió cuando era niña. “La eventualidad cuando ella tenía siete años de edad, le causó daño en el lóbulo lateral izquierdo, lo que le propicio alteración en el hipotálamo, así como en el límbico cerebral, que son glándulas que generan que las personas puedan tener lapsos de ausencia mental, y conlleva a tener delirios de persecución, perdida de sensibilidad y emociones, actuar bajo total estado de inconsciencia, llegando al grado de infringirse dolor o dañar a las personas que están a su alrededor”, explicaron Karla Corroy y Rodrigo Ángeles, abogados de la victimaria.  

Durante el juicio también se conoció que el papá y algunos hermanos de Claudia padecían de diferentes trastornos mentales. “La hoy imputada no era la primera vez que presentaba cambios de conducta, de pasar a ser una persona educada, muy religiosa, una madre ejemplar y cariñosa, a ser una mujer agresiva, ofensiva e incontrolable”, exponía la defensa en aquel momento.  

Le puede interesar: ¡Macabro hallazgo! Cadáver aparece en la cisterna de agua de un hospital

Al realizar su detención, las autoridades aseguraron que la mexicana que en ese momento tenía 33 años, no recordaba haber asesinado a sus hijos y además, hablaba de ellos como si estuvieran vivos. 

Inicialmente, Mijangos Arzac fue internada en el penal femenil de San José el Alto, en Querétaro, pero en septiembre de 1991, fue trasladada al área psiquiátrica del Centro Femenil de Readaptación Social Tepepan al ser diagnosticada con epilepsia del lóbulo temporal y perturbación de la personalidad tipo paranoide.  

Hoy con 62 años cobró su libertad, pero su familia decidió internarla en una clínica privada de psiquiatría en Ciudad de México.