No es la primera vez que se sacrifican miles de animales salvajes como camellos o caballos que no son endémicos de Australia.
No es la primera vez que se sacrifican miles de animales salvajes como camellos o caballos que no son endémicos de Australia.
AFP
10 Dic 2021 05:48 PM

Camellos fueron descalificados de un concurso de belleza por usar botox

Óscar
Barrero
@unbarreromas
Los dueños de los animales buscaban sacar provecho de este concurso que entrega más de 66 millones de dólares en premios.

En Arabia Saudí se lleva a cabo anualmente el festival del camello Rey Abdulazis, donde habitualmente se suele escoger al camello más ‘bonito’ para coronarlo. 

No obstante, la agencia oficial que cubre el evento llamado saudí SPA, denunció que los 43 aspirantes al concurso de belleza, habían sido descalificados, luego de que un grupo de médicos examinara a los animales, y se dieran cuenta que en sus rostros había anomalías que hacía que sus aspecto luciera totalmente diferente. 

Lea también: Hombre denunció a sus vacas ante la Policía porque no le daban leche

Los especialistas encargados del comité encontraron que los camellos tenían botox inyectado en su cara y además algunos de ellos tenían tratamientos de cara estirada, algo que se cataloga como trampa dentro del concurso, que este año celebraba su sexta edición. 

Según el diario que hizo la denuncia, este caso es el que mayor concursantes ha dejado por fuera del certamen debido a estas irregularidades, que hacen los dueños para dar un mejor aspecto a los dromedarios. 

Sin embargo, los amos de estos animales, suelen recurrentemente concursar en este tipo de eventos que son muy populares en diversos países, razón por la cual antes de su valuación por jurados, tienden a hacer este tipo de procedimientos a sus mascotas para recoger los jugosos premios que estos otorgan.  

Lea también: Pastor protestante apareció como 'drag queen' en TV y lo sancionaron en EE.UU.

Luego de descubrir estas irregularidades, los jueces y organizadores del festival, manifestaron que se están ejecutando fuertes medidas para evitar que haya cualquier tipo de manipulación en los mismos y que únicamente premiarán la naturalidad.  

Esto también lo hacen para que después del popular certamen estos animales puedan ser vendidos en un alto precio, después de haberse embolsillado la suma de 66 millones de dólares en premios.