Pagarán ocho años de prisión por secuestrar y extorsionar a varias personas en Medellín
Pagarán ocho años de prisión por secuestrar y extorsionar a varias personas en Medellín
Fiscalía
9 Sep 2022 03:49 PM

Pagarán ocho años de prisión por secuestrar y extorsionar a varias personas en Medellín

Paola
Agredo Tapias
@zpaola02
Son cinco sentenciados.

Julián David Torres Henao, alias ‘Pingüino’; Michel Villada Alzate, alias ‘Bebé’; Brayan Alexis Álzate Bedoya, alias ‘Brayan’; Andrés Felipe Tilano Borja, alias ‘la Chinga’, y Keiner Matiz Vásquez, alias ‘Keiner’, fueron condenados a más de ocho años de prisión por los delitos de secuestro simple, constreñimiento para delinquir, desplazamiento forzado y extorsión agravada.  

Uno de los hechos ocurrió en una vivienda del barrio Enciso de Medellín, el pasado 3 de enero, cuando la víctima, quien se encontraba en compañía de su esposa, hijos y su nieta de 3 años de edad, fue abordada por alias ‘Bebé’ y ‘Brayan’, quienes dijeron ser los que cuidaban el barrio y le exigieron 60 mil pesos quincenales para permitirles parquear el vehículo frente a su vivienda.  

Lea también: Les dañaron el negocio: Incautaron más de 70 millones de pesos en elementos utilizados para la minería ilegal en Don Matías, Antioquia

Otro caso, según el reporte de la Fiscalía, ocurrió en horas de la madrugada del pasado 12 de enero, cuando los mismos hombres, en compañía de alias ‘Pingüino’ y ‘la Chinga’, retuvieron al padre de la víctima en su vehículo durante una hora y media aproximadamente. En ese tiempo lo amenazaron, interrogaron y le manifestaron que si contaba lo sucedido lo señalaban de ladrón.  

Además de lo anterior, le pidieron trabajar con ellos guardando armas de fuego. Pero ante la negativa de la víctima, le exigieron que abandonara el sector.  

Le puede interesar: [VIDEO] Camión se volcó en la autopista Medellín - Bogotá

Entre tanto, el pasado 2 de febrero, los hoy procesados abordaron al hombre y le exigieron cinco millones de pesos, porque su hijo se negó a colaborar con la organización. Por la situación y debido a las amenazas de muerte, la familia se vio obligada a abandonar el barrio.