Referencia de accidente
Cortesía
4 Jun 2021 06:54 AM

Borracho que debe $9 millones en comparendos atropelló a guarda de tránsito en Medellín

Diego Alejandro
Escobar Calle
@escobarc30
La justicia lo condenó a tres años y diez meses de prisión

Un Juez de Medellín condenó a tres años y diez meses de prisión a  un conductor que en estado de embriaguez arrollo a un guarda de tránsito en el sector de l a Aguacatala,  sur de la ciudad.

Lea también: Cadáver hallado en Caldas, Antioquia, tenía un zuncho en el cuello

De acuerdo con la investigación adelantada por un fiscal de la Unidad de Delitos contra la Administración Pública los hechos ocurrieron la madrugada del 1 de marzo de 2020, donde Alexander León Velásquez, de 26 años, conducía en estado de embriaguez un vehículo de placas FGY 770 y al tratar de evadir un retén de la Secretaría de Movilidad, atropelló al guarda de tránsito Diego Alejandro Silva Rua. 

Más información: Lincharon y apuñalaron a supuesto abusador sexual en Aranjuez

Luego de avalar el preacuerdo celebrado entre la Fiscalía General de la Nación y la defensa del procesado, el Juzgado 1 Penal del Circuito Especializado de Medellín sentenció a esta persona por los delitos de violencia contra servidor público y lesiones personales agravadas.

Se estableció que la víctima sufrió graves lesiones que le ocasionaron deformidad física y perturbaciones funcionales en la extremidad inferior derecha y el brazo izquierdo. La incapacidad médico legal generada por las lesiones fue de 150 días. 

Luego de impactar al servidor público, el conductor huyó de la escena y en la persecución por parte de otros agentes de tránsito, el infractor intentó varias veces embestir el automotor de los uniformados. 

Finalmente, el vehículo fue inmovilizado con la ayuda de la Policía Nacional en inmediaciones del Jardín Botánico. Se determinó además que para la época de los hechos León Vásquez presentaba numerosos comparendos de tránsito y le adeudaba a la Secretaría de Movilidad de Medellín más de 9 millones de pesos por infracciones. 

La decisión de primera instancia fue apelada por la defensa del sentenciado ante la Sala Penal del Tribunal Superior de Medellín.