Protestas Medellín
Imagen de referencia
Cortesía: Secretaría de seguridad de Medellín
29 Sep 2021 08:12 AM

Amenazaron con prenderle fuego a un templo de Medellín con feligreses en su interior

Juan Carlos
Higuita Echeverri
@JUANCARLOSHIGUI
Los actos vandálicos ocurrieron en la Iglesia de San Ignacio en el centro de Medellín. 

La Iglesia de San Ignacio, templo construido hace más de doscientos años en Medellín, fue atacado por un grupo de jóvenes manifestantes, que rompió puertas, rejas, pinto los muros exteriores y amenazó con prender fuego al término de una eucaristía. 

Según relató el sacerdote Guillermo Zuleta: "terminando la eucaristía, llegó un grupo de jóvenes, la mayoría mujeres, con algunas adultas que incitaban y vandalizaron el templo." 

Sobre los daños que dejaron estos actos, según relató el sacerdote: "arrancaron rejas, intentaron prender una puerta del templo, rayaron con mensajes todo el frontis, arrancaron una de las puertas que es centenaria, la rompieron, le hicieron un hueco." 

También puede leer: Hallaron cuerpo de mujer reportada como desaparecida en el suroeste Antioqueño

El padre Guillermo Zuleta tiene claro que el objetivo no solo era afectar la parte exterior del lugar, "ellas querían entrar al templo, afortunadamente no lograron hacerlo porque los daños hubieran sido mayores.

El mayor temor de los asistentes a la eucaristía, la mayoría mujeres mayores, era que quemaran la iglesia, con los feligreses en su interior, como lo llegaron a amenazar los manifestantes

Para el sacerdote Zuleta, "el gran susto de las personas que había allí era que fueran a prender fuego al templo como decían ellas".

Le puede interesar: Presunto ladrón se enfrentó a disparos con la policía y fue lesionado en Bello

Sobre la reflexión de lo ocurrido y el llamado a la comunidad para que respete los lugares sagrados, el sacerdote insistió que a estos manifestantes "no les importó que había unas cerca de 50 personas dentro de la Iglesia, la mayoría mujeres mayores, algunas niñas, que en medio del pánico también pidieron que se detuvieran".

Dijo el sacerdote Guillermo Zuleta de la Iglesia de San Ignacio, que gracias a la intervención de la Personería de Medellín se logró controlar la situación. En la mañana de hoy se evaluará la totalidad de los daños para cuantificar la afectación en el templo.