Ordenan retirar el crucifijo
Recinto del Concejo de Neira-Caldas
Foto: Cortesía Jorge Iván Castaño
16 Jun 2021 08:54 AM

Un juez de Caldas prohibió orar en sesiones de un Concejo municipal

Reinel
Llano Escobar
@ReinelLlanoE
La decisión la tomó, tras fallar una acción de tutela por supuesta vulneración a la libertad de cultos

El juzgado promiscuo municipal de Neira en el centro del departamento ordenó al concejo de esa localidad retirar imágenes, cuadros, crucifijos, entre otros objetos de simbología católica, así como abstenerse de llevar a cabo ritos religiosos, como por ejemplo orar.

La decisión  judicial se da luego de que un  integrante del comité del paro entablara una acción de tutela al argumentar  que se estaba violando el derecho fundamental a la libertad de cultos. 

El secretario del Concejo de Neira, Guillermo León Soto le explicó a este medio que representantes del Comité de Paro pidieron un espacio en esa corporación para expresar sus preocupaciones relacionadas con la protesta y coincidencialmente  al día siguiente surgió el rumor que iban a instaurar una tutela en contra del Concejo que porque en esa corporación se  ora.

Leer más: Clínicas en Medellín solicitaron que sus sedes queden por fuera de conflictos

Con sorpresa nos dimos cuenta que muy rápido,  el pasado viernes 11 de junio  salió el fallo de tutela del Juzgado Promiscuo Municipal de Neira donde ordena retirar santos-cristos, cuadros, imágenes y prohíbe esas expresiones católicas como la oración durante las sesiones.

El accionante es el señor Juan José Franco Cifuentes quien alegó que le estaban vulnerando sus derechos fundamentales a la libertad religiosa, a la libertad de conciencia y al libre derecho de su personalidad.

Expuso el quejoso que una vez los integrantes del Comité de Paro se encontraban dentro del Concejo, para exponer sus reclamos sociales, observó cómo antes de iniciar la sesión, los concejales se pusieron de pie e hicieron una oración de aproximadamente un minuto. Narró que de manera paralela al evento, observó asombrado como en la pared estaba fijado un crucifijo de tamaño prominente. 

Explicó que posteriormente, el Concejal del Centro Democrático Ricardo Alonso Buitrago Mejía hizo una exposición abierta en la que dijo que el destino y los rumbos de la humanidad solo  deben ser determinados y definidos por Dios.

Leer más: Defensoría del Pueblo alerta de presencia de grupos armados en el norte de Antioquia

Para el Juez Luis Fernando Salgado Valencia, las acciones expuestas por el accionante conculcan sus garantías fundamentales que invoca en la tutela y aclaró que la Constitución de 1991, establece el carácter  pluralista en el estado social de derecho, del cual el pluralismo religioso es uno de los componentes más importantes.

Igualmente, dice la sentencia que la Constitución excluye cualquier forma de confesionalismo  y consagra la plena libertad religiosa, puesto que la invocación a la protección de Dios que se hace en el preámbulo tiene un carácter  general y no referido  a una iglesia en particular.

Esto implica, agrega el Juez,  que en el ordenamiento constitucional colombiano hay una separación entre el Estado y las iglesias, porque el Estado es laico.

En consecuencia, el Juzgado Promiscuo Municipal de Neira- Caldas, falló tutelar los derechos fundamentales expuestos por el ciudadano Juan José Franco Cifuentes.

Le dio un tiempo de 48 horas al Concejo para que proceda a bajar los crucifijos, cuadros y le prohíbe así mismo se vuelva a orar dentro del recinto.

Leer más: Gobierno de Uribe fraguó un complot para desprestigiar a la Corte Suprema: Mancuso

Ante esta decisión del Juez Luis Fernando Salgado Valencia, el Concejo a través del secretario Guillermo León Soto, expresó a instancias de este medio su malestar y dijo que no se concibe y es muy grave ese fallo puesto que la Constitución en su artículo 19 habla de libertad de cultos y en Colombia nos acostumbramos que cuando presentan acciones de tutela como ésta, en el caso de los católicos nos quedamos cayados.

“Lo que está pasando en nuestro país, no es que haya una libertad de cultos, sino “un desplazamiento de cultos” y directamente el desplazamiento de  la  religión católica porque yo no le puedo impedir a otra persona que exprese sus creencias y me parece hasta extraño porque en el propio Concejo hay dos concejales que profesan otra religión y nunca se han sentido afectados porque ellos espontáneamente, también hacen sus ritos sin que esto moleste absolutamente a nadie”, explicó el funcionario.

Anunció que presentarán un recurso de impugnación y recordó el Presidente de la República también fue tutelado cuando invocó a la virgen de Chiquinquirá y en una sentencia de segunda instancia, eso quedó sin piso jurídico, por lo absurda de la tutela.

“Me aterra que estos movimientos de izquierda, ataquen la religión y la libre expresión de las personas y me pregunto: Ellos a nombre de quién? Será de satanás que son capaces de meterle candela a un policía vivo?”, se preguntó indignado el señor Soto.

Sobre el plazo que dio el juzgado de 48 horas para retirar el crucifijo y la orden que dio de no volver a orar, el secretario del Concejo de Neira, dijo que le parece que el funcionario judicial se extralimita porque una decisión de esas se tomaría solo cuando el caso  este plenamente  ejecutoriado y eso solo ocurre después de la impugnación ante un juez jerárquico que sería un Tribunal.

“La comunidad de Neira una población de tradición católica  ubicada a  30 minutos de Manizales está alarmada, porque esto es insólito que nos estén impidiendo hasta elevar una oración”, concluyó el señor Guillermo León Soto.