Vicepresidenta advirtió que el gobierno está decidido a acabar el narcotráfico y la corrupción
Suministrada Vicepresidencia de la República
12 Jun 2020 08:17 AM

Senadores coinciden que vicepresidenta debió haberle contado al país lo sucedido con su hermano

Diana
Cabrera
@dianamileca
En diálogo con RCN Radio los dos líderes políticos dieron a conocer sus opiniones por el caso de la vicepresidenta.

Posiciones encontradas tiene los senadores del Centro Democrático, Santiago Valencia y partido de la U, Roy Barreras, en torno a los hechos ocurridos hace 23 años con la vicepresidenta Marta Lucia Ramírez, quien le pagó la fianza a su hermano por delitos relacionados con el narcotráfico.

Los líderes políticos coincidieron que esta era una información que no debió habérsele ocultado a los colombianos.

Lea además: Petro: Vicepresidenta pagó fianza de su hermano capturado en EE. UU. por narcotráfico

Los senadores

El Senador del partido de la U, Roy Barreras, calificó como muy grave que la vicepresidenta, Marta Lucia Ramírez, le ocultara al país,  que hace 23 años le pagó la fianza de su hermano por delitos relacionados con el narcotráfico.

El líder político señaló que se ha tenido toda la complacencia con el narcotráfico en el país.

“Yo creo que esa legitimación del narcotráfico, el paramilitarismo, con el nombramiento con el hijo de Jorge 40 en la dirección de víctimas, esa justificación en el tejido social y político, le hace daño al imaginario colombiano.

Dijo que pese a la situación similar que vivió también el general, Oscar Naranjo, y ahora el caso de la vicepresidenta, Marta Lucia Ramírez, hay diferencias muy amplias.

“El general Naranjo no solo le contó al país de mucho antes de ser General de la República, cuando era coronel de inteligencia sino que cuando asumió sus responsabilidades los colombianos habían conocido esa historia, lo que no significa que yo tenga que exculpar al hermano de nadie”, señaló.

Barreras ratificó que no se puede justificar a todos por esta serie de hechos que han ocurrido al interior de sus familias.

“Esta es la manera de legitimar la penetración del narcotráfico en la sociedad colombiana sobre todo en las elites (…) Si es pobre y mula que lo condenen pero si no que le paguen la fianza”, indicó.

Ratificó que la diferencia en los dos casos es en como de ocultó a los colombianos esa información.

“Los ciudadanos tienen derecho a saber a quién eligen, el uno no lo ocultó, la otra si lo hizo (…) ocultarle a los colombianos semejante cosa durante 23 años”, sostuvo.

Lea también: Ataques contra mi familia son una estrategia sistemática para desacréditarme: vicepresidenta

Defensa de la vicepresidenta

Por su parte el senador del Centro Democrático, Santiago Valencia defendió a la vicepresidenta, Marta Lucia Ramírez, señalando que no se puede deslegitimizar a alguien por un delito que cometió un familiar hace más de 20 años.

“Están tratando de sindicarle un delito de sangre por el hecho de que un hermano suyo fue condenado, ella no tiene por qué responder por los delitos cometidos por su hermano”, dijo.

Frente al silencio de la vicepresidenta durante varios años sobre el delito de su hermano, el Senador aseguró que, “quizás no se contó porque fue una decisión de su familia, no podemos seguir diciendo que ella carece de legitimidad de hablar de narcotráfico, no creo que pierda de autoridad moral a pesar de no haberlo contado”.

Más información: Guardián de la cárcel El Pedregal de Medellín lleva once días desaparecido

Sin embargo, Valencia reconoció que fue un error por parte de la vicepresidenta siendo una figura pública no haber contado este suceso, “fue un error no haberlo no contado, no sé porque no lo hicieron, pero repito no la pueden condenar por un delito que no fue de ella sino de su hermano”.

Insistió en  que, “si ella no cometió ningún delito tiene toda la legitimidad para seguir atacando el narcotráfico desde la vicepresidencia, porque el delito lo cometió su hermano”.

Es de mencionar que la  vicepresidenta,  Marta Lucía Ramírez, reconoció este jueves que uno de sus hermanos fue condenado hace 23 años en Estados Unidos por “conspiración por tráfico de drogas”, tras conocerse una  publicación que señala  un pago que hizo de  una fianza por 150 mil dólares.

Según el Portal La Nueva Patria,  “Ramírez y su esposo, Álvaro Rincón, pagaron la fianza de Bernardo Ramírez Blanco, detenido en Miami (EE.UU.) en julio de 1997 cuando recibía un cargamento de heroína que dos mulas o correos humanos”.