La familia Quintero vive en la calle luego del desalojo.
La familia Quintero vive en la calle luego del desalojo. Foto: RCN Radio.
12 Jul 2021 01:15 PM

Familia desalojada vive en la calle tras ser víctima de aparente fraude

Carolay
Morales
@Carolaymorales
La familia pide justicia y denuncia que no hubo orden de un juez para realizar el desalojo del apartamento.

Desde hace diez días, la familia Quintero vive en la calle. Ellos junto a sus pertenencias se resguardan con bolsas negras, en una especie de carpa. La familia denuncia que fue víctima de una estafa. 

"El día 2 de julio de 2021 fui estafado por la señora Ingrid Carolina Daza Guzmán, en este lanzamiento tuvo que ver el señor John Rubiano, administrador del conjunto Sol de la Sabana en la localidad de Bosa, al sur de Bogotá. En el momento del lanzamiento me encontraba haciendo diligencias con mi familia. El apartamento quedó solo, en ningún momento fui notificado de este desalojo", comienza explicando Alexander Quintero, padre de familia.

lea también: Un hombre fue asesinado a “palazos” en el centro de Medellín

Cuenta que la señora mencionada le vendió el apartamento. El lugar está como patrimonio familia, por lo que, según relata Quintero, Daza le había prometido sanear ese asunto. En total, Quintero indicó que entregó 15 millones de pesos por el inmueble a Daza.

"Tengo los papeles, la promesa de compraventa. Nosotros llevábamos un año en este apartamento haciendo pagos, como habíamos quedado. Pero de un momento a otro, nos desalojaron", dijo. 

Denunció que en dicho desalojo, "se perdieron 20 millones de pesos, dos televisores, dos cafeteras, un computador, rompieron algunas cosas de cocina, destruyeron los cuadernos del colegio de mis hijos y rompieron los recibos de los pagos que habíamos hecho".

Puede leer: Baleado en Barbosa murió luego que la ambulancia en la que era transportado chocara con una vaca

Reseñó que cuando regresaron el apartamento, encontraron todas las cosas en la calle. "En ningún momento trajeron policías, no vino el perito. Ahora nos venimos a enterar que la orden de desalojo resultó ser falsa. Perdí todo lo que había dado y estamos viviendo en la calle". 

Aseguró que Ingrid Carolina Daza Guzmán trabaja para una constructora que tiene "vínculos con la notaria segunda de Facatativá. Esta señora, además, según me cuentan los vecinos que presenciaron el desalojo, sobornó al administrador del conjunto residencial y le pagó cinco millones de pesos". 

Hasta el momento, las acusaciones del señor Quintero están siendo investigadas por las autoridades. No se han pronunciado la señora Daza ni el administrador sobre estos hechos. 

Por lo pronto, esta familia de cuatro personas viven en la calle, como comenta Alexander Quintero, "de la caridad de los vecinos. Pedimos ayuda para pagar, por lo menos, los primeros dos meses de arriendo y comenzar de nuevo".