Pobreza en Colombia
Pobreza en Colombia
Archivo
5 Ago 2021 09:58 AM

Cuatro de cada diez colombianos no tienen ingresos suficientes para adquirir bienes básicos: Gobierno 

Laura
Rodríguez Hernández
@LauraRH0314
El Ministerio de Hacienda aseguró que el 15% de los colombianos vive en condición de pobreza extrema 

En el Foro sobre análisis de la reforma tributaria, perspectivas para la recuperación económica desarrollado por Amcham Colombia, el director general de Política Macroeconómica del Ministerio de Hacienda, Juan Sebastián Betancur, aseguró que cuatro de cada diez colombianos tienen ingresos inferiores a los necesarios para adquirir bienes básicos.  

Betancur explicó que “cuando digo que Colombia tiene unas problemáticas en tres frentes, el económico, social y fiscal hago referencia a que la pobreza y la pobreza extrema en Colombia aumentó de manera significativa en 2020 por cuenta de la pandemia”.  

En esa misma línea, dijo que “hoy, cuatro de cada diez colombianos no tienen los ingresos suficientes para adquirir una canasta de bienes básicos que permita tener una alimentación, un vestuario mínimo y un hogar digno. Además, actualmente, el 15% de los colombianos vive en condición de pobreza extrema”. 

Le puede interesar: Proyecto de ley busca que toallas higiénicas sean gratis en estratos vulnerables

Asimismo, Betancur, señaló que “el gran reto que tiene este proyecto es equilibrar el frente social, económico y fiscal de manera simultánea. Esta no es una reforma fiscalista, sino que busca ser integral estableciendo unos gastos que hay que hacer el corto plazo, pero reconociendo que en el mediano y largo plazo es necesario corregir esos niveles de endeudamiento”.       

Por su parte, Juan Guillermo Ruiz, socio de Posse Herrera Ruiz, aseguró que uno de los grandes desafíos del proyecto de Inversión Social será que la lucha contra la evasión no sea a costa del entorpecimiento de la actividad empresarial formal, dado que, el incremento en mecanismos e instrumentos antiabuso de las últimas reformas tributarias ha ayudado, sobre todo, a generar enormes cantidades y complejidades de litigios de contribuyentes formales y no necesariamente a una reducción en los niveles de evasión.    

Por su parte, la directora de Amcham Colombia, María Claudia Lacouture, mencionó que “la prioridad y la urgencia que tiene este proyecto va en diferentes vías. Uno de ellos es la importancia de enviar un mensaje de confianza inversionista a la comunidad internacional y, especialmente, a las calificadoras de riesgo; así como mantener la inversión instalada y atraer nueva”.

Para Alba Lucía Gómez, directora de Impuestos en PWC Colombia, si bien, la nueva reforma es menos ambiciosa que la propuesta inicial, dado el contexto social actual, y se aparta de recomendaciones del comité de expertos de la OCDE; tiene una regla fiscal más estricta, así como medidas enfocadas a la generación de empleo, extensión de beneficios al sector turístico y una política social para la redistribución de los ingresos”.   

Lea también: Las Convivir fueron el puente con la institucionalidad y extendieron grupos paramilitares: Mancuso

En ese mismo sentido, Ali Alexander Castrillón, socio de impuestos de KPMG Colombia, explicó que “en un informe que presentó el comité de expertos de la OCDE encontramos que, en los ingresos tributarios totales del país, las personas naturales solamente están contribuyendo con un 6%, mientras que las personas jurídicas lo están haciendo con un 26%; esto, en una total contraposición con los países OCDE donde las personas naturales representan un 24% del total de los ingresos tributarios y las personas jurídicas hacen una mínima contribución del 9%”.        

Entre los aspectos positivos del nuevo proyecto de reforma tributaria, Luis Sánchez, International Tax and Transactions Services Partner de EY Colombia, destacó los significativos ingresos de recaudo por parte de la Dian y la austeridad en el gasto público. “En el caso de la reducción de la evasión, se prevé un recaudo por $2,7 billones y de $1,9 billones en la austeridad del gasto público que esperamos se logren, pero ojalá esa lucha sea contra los reales evasores y no contra las compañías que son cumplidoras”.