Hoover Penilla
Hoover Penilla
Colprensa
12 Dic 2019 07:26 AM

Comandante de la Policía de Bogotá admite que sus hijos participan en las marchas

El general Hoover Penilla manifestó que esto le ha causado problemas en su hogar.

En medio de la controversia que se desató tras la publicación de videos en los que agentes de la Policía y el Esmad retenían a jóvenes y los transportaban en vehículos particulares, el mayor general Hoover Penilla, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, salió a dar explicaciones de lo sucedido.

Uno de los comentarios que más llamó la atención de su declaración a medios de comunicación, fue cuando Penilla manifestó que, pese a ser un alto oficial de la Fuerza Pública, sus mismos hijos han participado de las marchas en el marco del paro nacional, e incluso este hecho ha generado ciertas diferencias al interior de su núcleo familiar.

Lea también: Tengo toda la intención de entregarme a las autoridades: Aida Merlano

"Tengo hijos en edad universitaria y participan en las marchas. Tengo controversias aún al interior de mi hogar, pero jamás como Policía vamos a permitir un atropello, que vaya a haber algo que no corresponda dentro de lo que está establecido en nuestra constitución nacional", manifestó el comandante.

Si bien esta fue una de las frases más curiosas durante la rueda de prensa, no fue la más polémica del general. Muchos incluso han resaltado que la explicación que dio Penilla de los actos de las autoridades no solo no son suficientes, sino que además insatisfactorias.

Ejemplo de esto fue cuando el general manifestó que todo el procedimiento llevado a cabo con los vehículos particulares fue dentro del marco legal, pero que no se pudo terminar el mismo dada la presión ciudadana que causó "temor" en los uniformados.

Lea también: Hasta debajo de la tierra presos tenían caletas en cárceles del país

“Hubo una falla en el procedimiento porque los uniformados debieron terminarlo y llevarla a donde tenían que ir, pero hay que decir que debido a tanto cuestionamiento, el Policía se ve temeroso y por eso la deja en la vía”, aseguro.

También manifestó que "las placas de los vehículos son modelo, color y todo de la entidad. Si hubiera sigo algo oscuro, no sería todo tan claro y los uniformados tendrán que explicar si fueron requeridos o por qué estaban ahí”.

Y añadió: “Estamos llegando a unos niveles de susceptibilidad muy altos. Nosotros como Policía debemos garantizar las manifestaciones y protegerlas, pero también debemos dar una respuesta al ciudadano del común”.