Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias Popeye
Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias Popeye
AFP
6 Feb 2020 09:43 AM

Alias Popeye: las confesiones de sus asesinatos y atentados más atroces 

Liliana
Pinzón Garzón
@lilipinzong
A través de los años 'Popeye' se dedicó a revelar y dar detalles cobre los atentados y crímenes a cargo del cartel de Medellín.

Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias ‘Popeye’, fue conocido en Colombia y a nivel internacional por ser una de las personas más sanguinarias del país, llegando a participar en  miles de asesinatos y cientos de atentados que marcaron negativamente la historia durante los años 80’ y 90’.

Popeye’, quien fue jefe de sicarios del cartel de Medellín, a la cabeza del fallecido narcotraficante Pablo Escobar Gaviria, se entregó a la justicia en el año 1993 y desde entonces comenzó a revelar información sobre el cartel de Medellín y su actuar como lugarteniente dentro de la organización.

Le puede interesar: Murió Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias Popeye

De esta forma, a través de los años, confirmó y dio detalles de cientos de homicidios y atentados que le fueron atribuidos.

Tras su muerte este jueves en una clínica de Bogotá, se revive en miles de personas el dolor que este exjefe de sicarios de Escobar causó en cientos de familias colombianas. 

Estos son algunos de sus actos más sanguinarios:

1986: Asesinato de Guillermo Cano, director del Espectador

El 17 de diciembre de 1986 fue asesinado a tiros Guillermo Cano, quien  era director del periódico El Espectador.

Por este crimen ‘Popeye’ fue señalado de tener participación directa al enviar a los sicarios que acabaron con la vida de Cano en la puerta del periódico. 

La Fiscalía aseguró tener “serios indicios de su participación en una reunión en la que los cabecillas del cartel de Medellín, entre ellos Pablo Escobar, concertaron atentar contra Guillermo Cano Isaza por sus publicaciones contra la organización narcotraficante y definieron la forma y quiénes ejecutarían el crimen”.

1988: Asesinato del procurador Carlos Mauro Hoyos 

Popeye’ quien ya llevaba varios años como jefe de sicarios del capo de Medellín asesinó el 25 de enero de 1988, con sus propias manos, a Carlos Mario Hoyos quien entonces era Procurador General de la Nación.

De su propia confesión, Jhon Jairo Velásquez Vásquez recordó que le hizo un ‘juicio’ y posteriormente lo asesinó a tiros. Así mismo contó que tras el crimen buscó un teléfono y contactó a un medio de comunicación radial para dar a conocer la noticia.

Este crimen se dio tras el secuestro de Andrés Pastrana, entonces candidato a la Alcaldía de Bogotá, como manera de presión al Gobierno para frenar la extradición. 

1989: Magnicidio de Luis Carlos Galán

El 18 de agosto de 1989 el entonces candidato a la Presidencia de Colombia fue asesinado en plena plaza pública de Soacha, donde se encontraba haciendo campaña. Años después ‘Popeye’ confirmó que su muerte fue ordenada por los narcotraficantes Pablo Escobar y Gonzalo Rodríguez Gacha.

Alias Popeye confesó que hizo parte de varias reuniones en las que se ejecutó el plan para cometer este homicidio, que pasó a la historia como uno de los hechos más atroces.

Su participación consistió en la contratación de los sicarios, la compra de una camioneta para movilizarlos, un entrenamiento y el pago tras el crimen. 

1989: Atentado mortal contra el gobernador de Antioquia, Antonio Roldán

El 4 de julio de 1989 se registró un atentado terrorista en el que perdió la vida quien era gobernador de Antioquia, Antonio Roldán Betancur.

Posteriormente se reveló que su muerte de trató de un error de los sicarios de Pablo Escobar, quienes confundieron la caravana de sus escoltas con la seguridad que manejaba del director de la Policía Antioquia, coronel Valdemar Franklin, quien había sido declarado objetivo del cartel de Medellín.

Años después, una confesión de ‘Popeye’ confirmó que los 100 kilos de dinamita con que fue asesinado el gobernador iban era para el coronel, pero que una confusión en los carros los llevó a quitarle la vida a quien era “amigo del patrón”.

1989: Muerte del coronel Valdemar Franklin Quintero

El 18 de agosto de 1989 un ataque de sicarios sorprendió al coronel Valdemar Franklin Quintero quien era trasladado por conductor y en compañía de  un policía al Comando del Departamento de Policía Antioquia.

En una para de semáforo se acercó otro vehículo desde donde los sicarios emprendieron durante algunos minutos un ataque con arma de fuego contra el coronel. 

En una de sus confesiones ‘Popeye’ aceptó haber participado en esta muerte ya que, según dijo, el coronel Valdemar Franklin era un objetivo al tener una lucha contra las mafias del narcotráfico. Fue por la misma época que le cartel de Medellín declaró la guerra al Estado colombiano.

En una declaración narró que inicialmente el plan era asesinarlo a través de un atentado con carro bomba, pero esto salió mal y no murió el coronel. 

Lea además: El pasado oscuro de Jhon Jairo Velázquez Vásquez alias 'Popeye'

Popeye explicó que ese error fue lo que llevó a que perdiera la vida el gobernador de Antioquia, Antonio Roldán, quien era amigo de Pablo Escobar.

“El coronel supo que ese atentado iba para él y se empezó a mover solo, el único lugar donde lo pudimos coger fue cerca a su oficina, ahí el chofer salió corriendo y lo fusilamos", aseguró el exjefe de sicarios.

1989: Explosión Avión de Avianca 

Otra de las confesiones de ‘Popeye’ que estremeció al país fue su participación en el atentado al vuelo 203 de Avianca, en que el que murieron 107 personas.

Aunque en principio se pensó que se había tratado de un accidente, posteriormente se detectó que hubo una bomba al interior de la aeronave, lo que la hizo detonar minutos después de haber iniciado su vuelo.

Jhon Jairo Velásquez confirmó años después esta teoría y dijo que el atentado iba dirigido al candidato presidencial Cesar Gaviria, quien se salvó de morir en el hecho ya que minutos antes del vuelo, no abordó por recomendación de su esquema de seguridad. 

Estos han sido los crímenes y atentados más recordados en los que ‘’Popeye’ ha reconocido, contando detalles, su autoría. 

Sin embargo, hay cientos más que también fueron confesados y que también revivió el dolor en miles de familias, ya que este exjefe de sicarios participó en más de 3.000 homicidios, 250 de estos con sus propias manos y la explosión de 200 carros bomba.

Uno de los crímenes que salió a la luz en medio de las confesiones de ‘Popeye’ fue el asesinato de su propia novia, quien en principio fue pareja de Escobar y posteriormente señalada de ser informante de la Policía.

En una entrevista, el hombre de confianza del capo contó que “Pablo se dirigió a mí y me dijo que sabía de lo mío con su amante, pero a su vez su mujer era una confidente. Él fue claro, 'o tú o ella', no lo dudé ni un solo segundo”.