América de Cali 2020
América de Cali 2020, equipo formado
Colprensa
2 Abr 2020 02:45 PM

Primer jugador del fútbol colombiano que se opone abiertamente a la reducción del salario

Edward
Castro
@EdwardCastroV
El elenco vallecaucano estudia alternativas para mitigar el golpe económico en medio de la crisis.

El fútbol colombiano atraviesa una fuerte incertidumbre por el futuro de sus torneos locales y por ende la economía que ha golpeado a todos los clubes de la entidad en las dos categorías. La pandemia del coronavirus alejó a los fanáticos de los estadios e hizo suspender el campeonato y en medio de la crisis se estudian alternativas para retomar actividades.

Además de un posible regreso a las actividades en mayo, los clubes han analizado alternativas financieras para disminuir el impacto económico por la suspensión. Equipos como Deportivo Cali, Nacional e Independiente Medellín han logrado acuerdos en sus plantillas y en América están cerca de hacerlo, teniendo en cuenta que le llegó un adelanto de dinero de Conmebol.

Lea también: "Estoy tranquilo con la decisión sobre mi salario": Juan Carlos Osorio

Los jugadores de América se han mostrado receptivos a la posibilidad de una disminución de sueldos, pero este jueves, uno de ellos expresó que no le gustaría que eso sucediera porque estarían irrespetando su contrato: Rodrigo Ureña, mediocampista chileno de 27 años que llegó al club escarlata para la presente temporada.

El futbolista, en diálogo con el programa ‘Zona Libre de Humo’, expresó: “A mi parecer, yo tengo un contrato y ese contrato me respalda; si a mí me quieren bajar el sueldo está mal, porque yo estoy haciendo mi trabajo desde lo que puedo. Tengo un contrato firmado".

De interés: Denunciaron a jugador del Junior por hacer una rumba de dos días, durante la cuarentena

Cabe señalar que Rodrigo Ureña llegó al América de Cali para la temporada 2020, proveniente del Cobresal de Chile. Este año fue titular en los dos partidos de Copa Libertadores, mientras que en la Liga estuvo presente en 4 partidos alternando desde el banquillo.