Germán Cano, delantero de Independiente Medellín
Germán Cano sigue sin resolver si situación con el Independiente Medellín.
Colprensa
30 Oct 2019 09:44 AM

Mala suerte, goleador: Cano volvió a quedarse afuera de los cuadrangulares

Federico G.
Arboleda L.
@arboledafede
El argentino ha brillado en los dos semestres de 2019 pero su trabajo no ha bastado para que su equipo se clasifique.

Germán Ezequiel Cano terminó, nuevamente, la fase regular de la Liga Águila 2019 como goleador de su equipo y máximo anotador de la fase regular del certamen, sin embargo, por segunda ocasión consecutiva, esto no fue suficiente para que Independiente Medellín consiguiera su clasificación a los cuadrangulares finales del torneo.  

Lea también: A Ronaldinho le entregaron en Colombia una placa con error ortográfico

El atacante del equipo ‘poderoso’, que finalizó el segundo semestre con 13 anotaciones, se distancia por cuatro goles de sus más inmediatos perseguidores: Michael Rangel (América), Juan Dinenno (Deportivo Cali) y Carmelo Valencia (Cúcuta Deportivo), quienes sí estarán en la fase decisiva, pero esto no significa que con la suma de goles que consigan vayan a poder alcanzarlo, pues los 21 tantos del primer semestre le dan, prácticamente, la bota de oro del año al argentino, con una buena distancia.  

Pese a esto, desde su regreso a Medellín, Cano no ha logrado consolidar sus buenas actuaciones desde lo individual en el plano colectivo y aunque sus números lo sitúan como el mejor delantero del fútbol colombiano, logrando mantener su lugar en lo más alto pese a no estar en los partidos decisivos de la Liga, lo cierto es que la aspiración del futbolista son los títulos, por lo que todo este trabajo realizado sirve de poco cuando se trata de evaluar los resultados grupales.  

Le puede interesar: Cae en Sabaneta “Mono Tigre”, presunto cabecilla del combo “Betania”

En ese sentido sería válido decir que la apuesta es por la Copa Águila es grande, ya que el cupo a Copa Libertadores sería un alivio y este sería el primer título de Cano con el equipo ‘poderoso’, con el que más allá de los múltiples festejos de gol que ha entregado, no ha podido celebrar un campeonato, convirtiendo su situación en una maldición, pues triunfa desde lo individual, pero no desde lo grupal.