Gastón Pezzuti, exportero de Atlético Nacional
Gastón Pezzuti, exportero de Atlético Nacional.
Colprensa.
21 Mar 2020 07:07 PM

La historia oculta de Gastón Pezzuti y su insólito fichaje frustrado por el DIM

Edward
Castro
@EdwardCastroV
El exportero argentino es uno de los ídolos recientes de la historia de Atlético Nacional.

Uno de los ídolos de los últimos años en Atlético Nacional es el portero argentino Gastón Pezzuti, arquero argentino que arribó al cuadro verde en 2009, fue campeón y quedó en la historia del club como uno de los mejores porteros; luego llegó Franco Armani y le sacó los honores, pero siempre es recordado con cariño en el fútbol antioqueño.

Entre varias situaciones, el portero ya retirado confesó que estuvo cerca de ser fichado por Independiente Medellín en el año 2002, pero que su técnico de la época, ‘Mostaza’ Merlo, le aconsejó no hacerlo por el momento que atravesaba Colombia.

Lea también: Pareja de Paulo Dybala describió los síntomas en su cuerpo tras el contagio

“No tenía mucha conciencia de la actualidad de Atlético Nacional, sabía algo de la historia y ya... lamentablemente mirábamos a Colombia de reojo por lo futbolístico y el difícil momento que atravesaba socialmente”, contó el argentino sobre su llegada al cuadro verde en el año 2009 en el podcast ‘Sin Gambeta’.

Y luego dejó una de sus grandes confesiones: “De hecho, yo había tenido una chance de venir a Colombia en 2002 y fue ‘Mostaza’ Merlo el que me dijo que no lo hiciera... En ese momento era el DIM, Mostaza había estado en Nacional unos años antes, me preguntó que con quién me iba a ir, le dije que solo y me dijo que no lo hiciera porque la vida social en ese momento de Colombia era complicada y podía perder un año de mi carrera. Le creí sus argumentos, decidí descartarlo y en ese momento llegué a Lanús”, contó.

De interés: Conmebol impuso multa a Independiente Medellín por culpa de sus hinchas

Posteriormente explicó porque el popular ‘Mostaza’ le dio ese consejo: “Él me había contado que a dos cuadras del hotel donde él estaba le había estallado un carro bomba... y también me dijo que la distracción nocturna de Medellín era complicada, en ese momento yo era joven de 23 años. Me dijo que no lo hiciera porque de pronto me metía con la persona no indicada y de pronto la podía pasar mal”, enfatizó el argentino.

Y finalizó relatando cómo se dio su llegada a Nacional, donde fue ídolo y referente: “Después llegó el 2009, averigüé un poco más de lo social con mi amigo Eduardo Domínguez (había jugado en DIM), me hablaron maravillas de la ciudad… Hablé con Víctor Marulanda y Ramón Cabrero, me generaron confianza, hablé con mi señora y lo hicimos...”.

Le dije al presidente que venía con mi señora y que si veía algo que no me gustaba nos devolvíamos... la primera imagen que vimos fueron unas armas grandes en la calle y me asusté; luego nos dimos cuenta que esos militares en la calle eran seguridad y me di cuenta que todo era muy bueno y me siento maravilloso por haber jugado en Nacional”, terminó contando su anécdota con el balompié antioqueño.