América de Cali femenino
América de Cali femenino.
Colprensa
24 Sep 2019 09:37 PM

América pegó primero ante Medellín en la final de la Liga Águila femenina

Edward
Castro
@EdwardCastroV
El campeonato femenino de Colombia llegó a su instancia final con un vibrante encuentro.

En juego correspondiente a la ida de la final de la Liga Águila femenina, América de Cali venció en el Pascual Guerrero a Independiente Medellín y sueña con el título del fútbol colombiano tras conseguir ventaja de 2-0 a la espera de la revancha en el Atanasio Girardot el próximo lunes. 

Cerca de 16.000 espectadores acudieron al máximo escenario de Cali para acompañar una atractiva final de la Liga Águila femenina por la tradición de los clubes que se citaron en la final, por la calidad de los equipos que a lo largo del campeonato demostraron su supremacía sobre los rivales en todas las fases del torneo y porque serán los dos representantes de Colombia en la Copa Libertadores.

Lea también:  En Galatasaray responden a la polémica que se armó por la suplencia de Falcao

A los 12 minutos del partido Catalina Usme adelantó al América de Cali en el marcador. Cobró un tiro libre que se desvió en la defensa y se coló en la portería de la raquera Sepúlveda. A partir de ahí, el ‘poderoso’ intentó tomar el control de las acciones, pero se dio un juego disputado en la mitad de la cancha. 

En el segundo tiempo, las locales se acentuaron en la cancha y rápidamente ampliaron la ventaja. Carolina Pineda tomó un balón en la mitad de la cancha y lanzó un potente remate. La arquera Sandra Sepúlveda tuvo un grosero error y el balón se le fue entre las manos; 2-0 y más tranquilidad para América que a partir de ahí supo darle manejo al partido y mantener la ventaja. 

De interés: Revelan detalles: Selección Colombia cambiaría sus dos camisetas para 2020

Sobre el final del partido, Carolina Pineda, autora del segundo gol, aseguró que el próximo 30 de septiembre irán a defender la ventaja en el Atanasio Girardot porque conocen del poderío de la juventud de sus rivales, por lo que son conscientes que la llave sigue abierta.