Sicario. Imagen de referencia
Sicario. Imagen de referencia
Foto: RCN Radio
6 Nov 2019 06:47 PM

Ratifican condena a mujer por crimen de su expareja en Medellín

Luz Marina
Arango Bolivar
La hoy sentenciada contrató a un sicario para cometer el homicidio.

La justicia dejó en firme la sentencia de 20 años de prisión, impuesta a Andrea Arboleda Saldarriaga, como determinadora del homicidio de su esposo, Jairo Alonso Aristizábal Morales. Con la misma decisión fue afectado Elkin Vacunares Cantillo,  actual compañero sentimental de la mujer.

Según el fallo judicial, la mañana del 14 de marzo de 2017, el comerciante Aristizábal Morales fue baleado por un sicario cuando se movilizaba hacia su trabajo en una motocicleta.

El ataque ocurrió en el barrio El Chispero del corregimiento San Antonio de Prado de Medellín, a pocas cuadras de la casa de la víctima.

Por estos hechos, la Fiscalía General de la Nación  adelantó la captura de los procesados el 16 de octubre de 2018, en el municipio de San Pedro de Urabá, población a la  que se había trasladado la pareja para tratar de evadir la acción de la justicia. 

Lea también: Confirman el asesinato de guardia indígena en el Bajo Cauca antioqueño

Durante las audiencias preliminares, los investigados aceptaron los cargos que les imputó un fiscal seccional de la Unidad de Vida, por los delitos de homicidio agravado y porte ilegal de armas de fuego de defensa personal.

El juez  de primera instancia reconoció una rebaja del 50 % del total de la pena que ascendía a 40 años de prisión, porque los procesados aceptaron cargos.

Los investigadores establecieron que Arboleda Saldarriaga, de 37 años de edad y para entonces esposa del comerciante, planeó el homicidio con Vacunares Cantillo, de 26 años, con el fin de apoderarse de algunas propiedades que la víctima tenía en el centro y en el occidente de la capital antioqueña

Le puede interesar: Murió baleado presunto integrante del combo “La Sierrá”

Por los mismos hechos y como autor material del homicidio, fue acusado Bayron Estiven Martínez Valencia, de 20 años de edad, quien tiene otras investigaciones por actividades de sicariato, en la capital antioqueña.