Mijito cuida una locomotora
Hombre posa frente a una tradicional locomotora antioqueña
Jairo Tarazona
14 Ene 2023 01:04 PM

´Mijito´, el guardián de la Locomotora 45 , símbolo del Ferrocarril de Antioquia en Cisneros

Jairo
Tarazona
@jairoreport
El hombre que cuida las locomotoras de Antioquia

Si usted va al municipio de Cisneros, la puerta de oro del nordeste antioqueño, y pregunta por Eriberto Morales, nadie lo conoce, pero si menciona a  ´Mijito´ inmediatamente lo remiten a la vieja  estación de tren donde seguro lo encontrará cuidando “La 45”,  y es que  este municipio nació, creció y vive gracias a lo que fue el Ferrocarril de Antioquia. 

Lea también: El Hospital Marco Fidel Suárez de Bello levantó la declaratoria de emergencia funcional por alta ocupación en sus servicios de urgencia

Morales tiene 75 años, toda su vida desde que nació hasta el presente, está ligada al tren, y aunque sus vagones ya no llegan  al pueblo porque una gran autopista cruza por el municipio, sus habitantes se lucran de la historia del ferrocarril que atrae a cientos de miles de turistas que llegan  a tomarse una fotografía en la famosa Locomotora 45 y en la estación que es monumento nacional.  

El Ferrocarril de Antioquia fue la primera y más importante red ferroviaria de pasajeros y carga que tuvo Colombia uniendo el centro del departamento con el río Magdalena.  Su construcción comenzó en 1874 y concluyó en 1929 cuando fue inaugurada lo que permitió que esa región saliera del aislamiento en el que estuvo por siglos. 

Cisneros fue fundado en 1910 por Jesús María Duque, pero recibió su nombre en honor a Francisco Javier Cisneros, el ingeniero cubano y empresario que firmó el contrato para la construcción del Ferrocarril de Antioquia e hizo el tramo desde Puerto Berrío hasta la estación de Pavos, en el margen del río Nus, que atraviesa ese municipio. 

Cuando niño, Eriberto corría detrás del tren, era su diversión y  fantasía, unos años después en su juventud empezó a trabajar en el  vagón del restaurante donde atendía a los viajeros.  “Los primeros cuatro o cinco  vagones tenían sillas de madera  y el pasaje era más barato, y en los otros vagones estaba el restaurante, allí viajaban los dueños de las fincas,  los pasajeros de primera clase, ahí se les vendía la comidita y aguardiente, eso no era para cualquiera  era para los que tenían plata; del restaurante para atrás estaban los  vagones de lujo con sillas  mullidas”, recuerda Morales. 

Añade que el tren salía a las seis de la mañana desde Medellín, pasaba por Caracolí y Cisneros y  llegaban a las diez de la noche a Barrancabermeja. Pero entonces vinieron las locomotoras de diésel y poco a poco fueron reemplazando a las de vapor, una de ellas,”La 45”, pasó al olvido en el año de 1968.      

Hoy en la avenida principal de Cisneros, luego de años de abandono,  se erige la Locomotora 45, la poderosa máquina que durante varias décadas transportó a miles de viajeros y contribuyó al progreso que unos años después tendría Antioquia como región agrícola, empresarial y de gente pujante. 

“La 45” es una reliquia, sigue siendo el corazón de Cisneros, y para Eriberto es parte de su vida, aunque es pensionado de la EPM, todos los días de la semana está junto a la máquina, es su ángel guardián.  A los turistas les toma fotografías y aprovecha para ofrecerles un llavero con las fotografías del ferrocarril y la locomotora. 

 “ Yo tengo los ángulos precisos para tomar las fotos y les vendo  llaveros  con imágenes del tren echando humo, del túnel de la Quiebra, con la Locomotora 45 , sigo viviendo del ferrocarril,  me va bien me consigo 40, 50 mil pesos diarios”, cuenta orgulloso el hombre. 

Pero además,  ‘Mijito’ está pendiente de que la gente no se encarame en este monumento al que tuvieron que embadurnar con grasa  porque “ la gente se subía al techo, se prendía de la campana y no dejaban dormir a nadie entonces tuvieron que echarle grasa para que la gente no moleste”,  acota Morales. 

Los fines de semana y festivos el pueblo es un hervidero, con la nueva autopista está a una hora de Medellín y viene mucha gente de la ciudad a tardear, “tuvieron que habilitar un parqueadero porque todo está repleto sobre todo la vía principal donde ésta la Locomotora 45,  esto le dio un impulso impresionante a Cisneros,  mire como tenemos la estación de bonita¨, recalca ‘Mijito´. 

Los visitantes de Cisneros además de conocer la  Estación que es Monumento Nacional y “La 45”, monumento al Ferrocarril de Antioquia, pueden ingresar al museo donde está toda la historia del tren, también pueden ir al  Túnel de la Quiebra, por donde cruzaba el monstruo de vapor y un poco más allá detenerse en la  Estación de El Limón, una de las más bellas de las ferrovías que aún tiene Colombia. 

Le puede interesar: Sorprenden a un prófugo que ofreció tres millones de pesos a policías para que lo dejarán ir

Los invitamos a escuchar a continuación en el Podcast Croniqueando con Jairo Tarazona el episodio de esta semana :  ´Mijito´, el guardián de la Locomotora 45 , símbolo del Ferrocarril de Antioquia en Cisneros