Instituciones educativas inconclusas en Antioquia
Instituciones educativas inconclusas en Antioquia
Foto: Contraloría General de la República
24 Ago 2020 07:50 PM

Contraloría pone lupa a siete colegios de Antioquia por obras inconclusas

En algunos proyectos el avance es inferior al 1%

Los predios de siete colegios de Antioquia, que ya deberían estar listos para beneficiar a cerca de 10 mil estudiantes, están cubiertos de maleza, abandonados y en algunos casos, con avances inferiores al 1%.

Las instituciones educativas ubicadas en Itagüí, Bello y Sabaneta fueron visitadas por delegados de la Contraloría General que advirtieron posibles procesos de responsabilidad fiscal contra los responsables de ejecutar los proyectos que hacen parte del Fondo de Financiamiento en Infraestructura Educativa (FFIE). 

La Contraloría detectó que estos proyectos, por un valor aproximado de 135 mil millones de pesos, deberían estar en etapa de diseño y construcción, pero a la fecha no se ha cumplido con los cronogramas definidos en ninguna de estas.

Lea también: Duque anuncia nueva fase de aislamiento selectivo a partir del 1 de septiembre

Carlos Pineda Téllez, contralor delegado para la Participación Ciudadana, dijo que por ejemplo, en la vereda Los Gómez de Itagüí, el acuerdo de obra se firmó hace tres años y pese a que debió entrar en funcionamiento en 2019, el lote está en total abandono. 

Asimismo, en Bello se visitaron cinco obras inconclusas. En uno de los casos, la Institución Educativa Tomás Cadavid tiene un avance físico del cero por ciento, pese a que la fecha de inicio de ejecución del proyecto fue en febrero de 2017.  

Le puede interesar: Colombianos podrían votar en las elecciones a través de su celular

En Sabaneta, sur del Valle de Aburrá, la comisión de la Contraloría vistió el lote baldío donde supuestamente se iba a construir la Institución Educativa María Auxiliadora, pero a la fecha no se ha desarrollado. El presupuesto por los estudios y diseño era de 5.800 millones de pesos aproximadamente, pero la administración municipal debe realizar unas obras de contención, cuyo costo es superior a los 3.600 millones, recursos que, según el organismo de control, no tiene el municipio.