Deslizamiento en San Luis, Antioquia
Deslizamiento en San Luis, Antioquia
Foto: Dagran
13 Dic 2020 12:17 PM

Al menos 30 personas deberán ser evacuadas por riesgo de deslizamientos en San Luis, Antioquia

Según el Invías, la vía permanecerá cerrada hasta que se supere la emergencia.

Luego del recorrido que hicieron los geólogos para verificar las condiciones de riesgo en la vereda El Silencio del municipio de San Luis, donde ocurrió un deslizamiento que cobró la vida de de un hombre y un niño, se determinó que  se deben evacuar unas 30 personas. 

Jaime Enrique Gómez Zapata director del Departamento de Gestión del Riesgo, Dagran, explicó que la decisión obedece a que en el lugar hay material inestable que no ha caído, generando un riesgo mayor para las personas que viven en ese sector y para los conductores que circulan por la vía.

Por esta razón, el Instituto Nacional de Vías (Invías), en una resolución, autorizó el cierre total de la vía Santuario - Cruce Ruta 45, hasta que se supere la emergencia. El director del Dagran manifestó que se recomienda tomar la ruta alterna por Puerto Berrío. 

Lea también: Confirman nueva masacre de cuatro personas en Caucasia, Antioquia

En los hechos murieron Manuel Castaño Quincía, de 60 años de edad y su sobrino Juan Diego Cano Castaño, de 7 años; tres personas fueron rescatadas con vida y trasladadas a centros hospitalarios. Se trata de Yebrail Salcedo Guerrero de 44 años, quien pasaba por la vía al momento de la emergencia, además de Blanca Nubia Castaño de 53 años, madre del menor fallecido y Blanca Quinchía.

El evento generado por las fuertes lluvias de los últimos días dejó seis viviendas destruidas, doce familias afectadas y dos vehículos atrapados.  

Nota relacionada: Identifican a las dos víctimas del deslizamiento en San Luis (Antioquia)

El director del Dagran Jaime Enrique Gómez, recordó que el pasado 8 de diciembre el Consejo Municipal de Gestión del Riesgo había dado la orden de evacuación a las familias de este sector, donde ya se había presentado un derrumbe en menor tamaño que destruyó una vivienda.