La víctima recibió un disparo en el rostro cuando trataba de evitar el hurto a un cajero electrónico.
Cortesía Fiscalía.
14 Oct 2022 04:22 PM

Más de 20 años para el asesino de un supervisor de vigilancia en Bello

Guillermo León
Ospina Muñoz
@guillermotulus
La víctima recibió un disparo en el rostro cuando trataba de evitar el hurto a un cajero electrónico.

Un juez penal del circuito de Bello condenó a 22 años y tres meses de prisión, a un hombre identificado como Jhon Fernando Silva Úsuga, como responsable del delito de homicidio agravado, reveló la Fiscalía General de la Nación. 

Lea también: Preste atención a los cierres viales de este puente festivo en Medellín

El sentenciado es responsable de acabar de manera violenta con la vida de Aldair de Jesús Cueto Díaz, de 23 años, quien se desempeñaba como supervisor de una empresa de vigilancia privada, pasado el 27 de noviembre de 2020 en el municipio de Bello. 

La muerte del joven vigilante, fue perpetrada cuando sorprendió al procesado cuando sustraía 135 millones de pesos de un cajero electrónico, ubicado en el parque principal de la citada población del norte del Valle de Aburrá. 

Cueto Díaz al percatarse de este hecho y evitar que Silva Úsuga, huyera del lugar en una motocicleta, fue impactado en el rostro por un disparo.

De acuerdo con las investigaciones realizadas por unidades del Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI), Silva Úsuga, quien trabajaba para una empresa de transporte de valores, aprovisionó el mismo dispensador de billetes con 350 millones de pesos y en horas de la noche regresó para hurtarlo. 

Así mismo se pudo establecer, que el condenado para cometer este delito sustrajo una llave especial de la compañía para la cual laboraba, con la que posteriormente abrió el cajero y acceder al dinero en él depositado. Un día después el hombre volvió a su lugar de trabajo y devolvió la llave, sin despertar sospechas. 

Le puede interesar: Golpe a los “cosquilleras”: cinco mujeres hurtando en el centro de Medellín

Jhon Fernando Silva Úsuga fue capturado por efectivos del CTI el 5 de diciembre de 2020 durante un operativo, en el cual le fue incautada un arma de fuego sin permiso para porte, hecho por el cual se allanó a cargos y fue condenado a 4 años y 6 meses de prisión, detallaron las autoridades judiciales.