En este periodo también fueron incautados más de 3600 kilos de pólvora.
Foto archivo
7 Abr 2021 11:07 AM

Confinamiento de cuatro días continuos a partir de mañana en El Valle de Aburrá y el Oriente antioqueño

Ana María
Londoño Ortiz
@anamalortiz
En el resto de municipios continúa vigente el toque de queda nocturno establecido por el Gobierno Nacional

La Gobernación de Antioquia decidió ordenar confinamiento de cuatro días en el Valle de Aburrá y los municipios del Oriente cercano, que son las regiones que aportan el 90% de los contagios. La restricción a la movilidad comenzará a regir desde las  8:00 P.M.  de este jueves 8 de abril e irá hasta las 5:00 A.M. del lunes 12 de abril. 
 
En el resto de municipios continúa vigente el toque de queda nocturno establecido por el gobierno Nacional en días previos. Así mismo siguen rigiendo las medidas de pico y cédula y ley seca. 
 
Con una ocupación cercana al 100% en las Unidades de Cuidados Intensivos y 18 mil casos nuevos de Coronavirus reportados en los últimos siete días, la gobernación aseguró que es necesario reducir la movilidad para disminuir la presión en la red hospitalaria que está a punto de colapsar.  

Lea también: No hay retrasos en vacunas de Sinovac; este domingo llegan: Duque.
 
Aunque las agremiaciones médicas insisten en la necesidad de una cuarentena estricta  durante dos semanas, Luis Fernando Suárez, gobernador encargado de Antioquia, explicó que las medidas restrictivas fueron analizadas para preservar la vida y mitigar las afectaciones a la economía. 
 
Según manifestó el gobernador “al disminuir la movilidad disminuimos la posibilidad de contagio de las personas. Los expertos nos dicen que para cortar la incidencia de contagios, hay que tener una movilidad menor al 60%”. 

Lea también: Vacuna AstraZeneca: Agencia Europea confirma “posible vinculo” con coagulación.

El gobernador aseguró que cada semana se revisarán los resultados de cada medida para determinar la continuidad. 
 
Por lo menos 19 pacientes críticos han sido trasladados a centros asistenciales de otras regiones del país por falta de camas en las UCI del departamento. Las autoridades esperan que  la habilitación de más camas  para un total de 1335, la llegada de personal médico y las medidas restrictivas, se mitiguen las consecuencias del tercer pico.