Senador Gustavo Petro
Senador Gustavo Petro
AFP
22 Abr 2020 02:31 PM

Petro propone moción de censura contra ministro Carrasquilla

Daniel
Jerez
@DanielJerezP
El excandidato afirma que es inaudito que se le haya dado beneficios a la banca privada.

Los sectores de la oposición no están muy contentos con muchas de las actuaciones del Gobierno Nacional en medio de esta pandemia.

Una de las decisiones más criticadas fue la posibilidad que se le dio a la banca privada de obtener ganancias por alrededor de 500.000 millones de pesos en intereses por la compra de unos títulos de deuda.

Lea también: Aumenta la emergencia en la cárcel de Villavicencio con 40 nuvos casos positivos

Ante esto, el senador Gustavo Petro, líder del movimiento Colombia Humana, puso sobre la mesa la posibilidad de ejercer el poder de la rama Legislativa e impulsar una moción de censura en contra del ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, la cual tendría que votarse de forma virtual. 

“El Banco de la República, el Ministerio de Hacienda y el presidente de la República le entregó a la banca privada alrededor de medio billón de pesos que va directamente a utilidades”, indicó.

Si el Congreso quiere actuar, por qué no hay una moción de censura contra el ministro de Hacienda, invitaría a Cambio Radical a que la firmara con nosotros y a los otros partidos políticos que están en desacuerdo con esa política hacia la banca y votamos a ver que pasa”, añadió.

Petro dijo que adelantar una iniciativa de esta naturaleza demostraría el verdadero poder que tiene el Congreso de la República.

Consulte aquí: No estar en primera línea de emergencia: Peticiones de próximos graduandos de Medicina

“Lo demás es retórica, si queremos ejercicio de poder desde las funciones constitucionales, pues votemos la moción de censura al Ministro de Hacienda para censurar a su vez una política de pleitesía que cuesta muchísimo en términos de dinero público y el interés general del Gobierno a la banca”, manifestó.

La propuesta del senador Gustavo Petro se da en momentos en que el Senado y la Cámara están a la espera de que se defina si las sesiones y votaciones virtuales que se están adelantando son legales o no.