Centros comerciales en cuarentena
RCN Radio
2 Jun 2020 11:15 AM

El 19% de los comerciantes cerraría definitivamente sus negocios, advierte Fenalco

Martha
Olaya
@Marthaolaya1
Así lo advirtió una encuesta de ese gremio, que urgió al Gobierno sobre la reapertura del comercio.

Una reciente encuesta del gremio de comerciantes Fenalco, reveló que por cada nuevo día de cierre de ese sector por cuenta de la emergencia por el coronavirus, el 19% de los comerciantes contempla  cerrar su negocio definitivamente,  o entrar en el proceso de ley de insolvencia. 

En ese sentido, el presidente del gremio, Jaime Alberto Cabal, urgió al Gobierno para que permita la reapertura del sector en las ciudades que quedaron excluidas como Bogotá, Cali, Cartagena y Barranquilla, donde hay un gran número de establecimientos comerciales.

“Esto hace que la reapertura en ciudades como Bogotá, Cali, Cartagena y Barranquilla  sea inminente. Proponemos que se reabra de manera sectorizada en aquellos barrios donde aún no hay, o existe un bajo nivel de contagio del virus”, dijo Cabal.

Agregó que "queremos destacar los esfuerzos de los comerciantes colombianos por mantenerse a flote y enfrentar la adversidad".

De la misma manera, ese gremio señaló que en mayo cerraron sus puertas de manera definitiva el 10% de los establecimientos comerciales, es decir cerca de 80 mil lugares.

Lea además: Fecode convoca jornadas de manifestaciones en medio de la cuarentena

La Bitácora Express realizada por el gremio, encontró que el 73% de los comerciantes continúa sin obtener recursos de crédito y aunque con relación a abril, el pasado mes de mayo mejoró el acceso a los mismos, el 26% dice que la cuantía fue insuficiente o que las condiciones de tasas de interés son muy altas.

Cabal advirtió que “las consecuencias económicas y sociales serán dramáticas de continuar cerrado el comercio en el país, las empresas no aguantan una semana más y como lo vimos con las crudas cifras de desempleo del Dane que registran un aumento de 19,8% para el cuarto mes a nivel nacional, mantener los puestos de trabajo sin vender se hace cada vez más difícil".

Finalmente, concluyó que no es justo que se castigue al comercio formal que se ha venido preparando cuidadosamente para implementar exigentes protocolos de bioseguridad establecidos, asumiendo grandes inversiones, mientras que el foco de la COVID-19 está en las calles. 

“Es con pedagogía, control y ejerciendo la autoridad como se reducirá el contagio, no castigando a los comerciantes formales”, precisó.